El diputado de la CUP Vidal Aragonès asegura que su partido "no siente presión". Foto: Efe

La CUP empuja a Puigdemont a entregar su acta de diputado

stop

La CUP recuerda a Junts per Catalunya y ERC que las cuatro abstenciones de los antisistema son suficientes para una investidura si Puigdemont y Comín renuncian

Barcelona, 15 de marzo de 2018 (17:13 CET)

Las llamadas de Junts per Catalunya (JpC) a la CUP para que actúe "con responsabilidad" y conceda los dos votos afirmativos necesarios para facilitar la investidura son inútiles. La formación antisistema no piensa moverse de la abstención si JpC y ERC no elevan el listón de sus propuestas y ha instado este jueves a los partidos soberanistas a explorar otras "posibilidades" como, por ejemplo, que Carles Puigdemont y Antoni Comín dejen el escaño para materializar la investidura.

El grupo parlamentario de JpC insistió este miércoles desde Bruselas en investir presidente a Jordi Sànchez, pese a seguir en prisión preventiva. En esa misma reunión, puertas adentro, Puigdemont dio su primer –y tímido– paso para tirar la toalla como diputado. Antes de llegar a este extremo, no obstante, JpC continuará buscando otras opciones con el fin de evitar que el expresidente quede en fuera de juego.

La CUP se niega a conceder dos votos afirmativos a JpC para la investidura

El diputado de la CUP Vidal Aragonès, en declaraciones en La Xarxa, ha negado que los anticapitalistas sientan presión: "Quien debería tener presión son otros, aquellos que quizás no están haciendo pasos adelante para hacer efectiva la república".

Aragonès ha dejado claro que su partido rechaza que "sea el Tribunal Supremo o el Constitucional quienes determinen el candidato", y ha advertido a JpC y a ERC de que si no varían su propuesta de programa de gobierno y "van a presentarnos exactamente lo mismo, ya tienen la respuesta: cuatro abstenciones". 

Plan C, plan D

Según Aragonès, la CUP ha puesto sobre la mesa "un plan C y D", que pasaría por que los anticapitalistas mantengan su abstención y que se permita delegar el voto a Puigdemont y Comín o que, dado el caso, renuncien a sus escaños, supuestos en los que JpC y ERC tendrían mayoría suficiente por sí solos para la investidura.

El diputado de la CUP ha comentado que su partido esperaba de la reunión de JpC en Bruselas "otra cosa" y les ha exigido que expliciten "qué medidas concretas están poniendo sobre la mesa para construir un Estado", ya que los anticapitalistas se niegan a "gestionar una autonomía durante cuatro años".

La CUP manifiesta que investir a Turull es una "dificultad añadida"

Por último, aunque ha evitado hablar de posibles candidatos a la investidura, sí ha admitido que la opción del Quim Torra, exlíder de Òmnium, "puede generar menos antipatía" entre las bases de la CUP que la de Jordi Turull –el nombre que suena con más fuerza como plan C–, ya que una persona "ligada" al Pdecat supone "una dificultad añadida".

Hemeroteca

Carles Puigdemont CUP
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad