Pedro Sánchez y Quim Torra durante su primera reunión en la Moncloa, en julio. EFE

La CUP se descuelga de la estrategia de Torra con Sánchez

stop

El Gobierno catalán reúne a los grupos parlamentarios para preparar la primera comisión bilateral Estado-Generalitat en ocho años. La CUP no participa

Barcelona, 30 de julio de 2018 (13:22 CET)

El gobierno de Quim Torra ha reunido este lunes a los portavoces de todos los grupos parlamentarios catalanes para preparar la comisión bilateral Estado-Generalitat que se celebrará este miércoles. Entre otras cuestiones abordará la situación de los presos independentistas y la reclamación de otro referéndum.

La CUP ha declinado asistir a este encuentro. Su diputado Carles Riera calificó la convocatoria de la comisión bilateral de “inútil, innecesaria y engañosa”. Los anticapitalistas temen que contribuya a apaciguar el conflicto catalán.

Por parte del gobierno de Torra, han acudido a la reunión el vicepresidente Pere Aragonès, que ha confirmado que no asistirá al Consejo de Política Fiscal y Financiera de esta semana; Elsa Artadi, titular de Presidencia y portavoz; y Ernest Maragall, consejero de exteriores, que asumirá la presidencia catalana en la comisión bilateral.

En representación de los grupos parlamentarios, han acudido a la reunión preparatoria de este lunes Laura Vílchez (Ciudadanos); Francesc de Dalmases (Junts per Catalunya); Anna Caula (ERC); Eva Granados (PSC); Jèssica Albiach (Catalunya en Comú) y Santi Rodríguez (PP).

La interlocución de Torra y Sánchez

En la reunión de este lunes de la parte catalana se debate el orden del día de la comisión bilateral del miércoles, aunque ya está cerrada y pactada por los ejecutivos de Quim Torra y Pedro Sánchez. Contiene 13 puntos. Incluye cuestiones como las inversiones pendientes en infraestructuras, política fiscal, cooperación entre administraciones o las leyes catalanas que están suspendidas por el Tribunal Constitucional.

A instancias de la Generalitat, en el orden del día también se incluye un punto sobre “derechos y libertades” para abordar “las vías de participación democrática de los ciudadanos catalanes sobre su futuro político”. Este será el punto en que se tratará de los presos independentistas y de la reclamación de un referéndum.

La delegación estatal estará liderada por la ministra de Política Territorial, Meritxell Batet. El líder de los socialistas catalanes, Miquel Iceta, indicó que no espera que de la comisión del miércoles salgan grandes acuerdos, aunque añadió que desea que de ella salgan grupos de trabajo.

Desde el PP, Pablo Casado advierte que no tolerarán concesiones a los independentistas. Por parte de Ciudadanos, Begoña Villacís apuntó que con la convocatoria de la comisión Sánchez está empezando a pagar el apoyo que le prestaron los independentistas a la moción de censura. La comisión no se reúne desde 2011.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad