La extrema derecha reconoce su derrota en Austria

stop

El candidato independiente Alexander van der Betten se impone por al menos seis puntos ante Norbert Hofer, del ultra Partido de la Libertad

Las encuestas señalan la derrota de Norbert Hofer del FPÖ. / EFE

Barcelona, 04 de diciembre de 2016 (17:58 CET)

Europa respira aliviada. Con casi el 80% de los votos computados, el independiente Alexander van der Bellen ha ganado con el 53,3% de los votos al ultra Norbert Hofer, del Partido de la Libertad (FPÖ), que logró el restante 46,7%; por lo que la extrema derecha no llegaría al gobierno de Austria.

Los dirigentes del Partido de la Libertad no quisieron esperar demasiado para reconocer su derrota. Herbert Kickl, el jefe de campaña del FPÖ felicitó al contrincante ecologista por la victoria y responsabilizó al "establishment" por la caída de la ultra derecha. A las dos horas de cerrados los comicios, Norbert Hofer dijo que estaba "extremadamente triste" por el resultado, y destacó que su partido ha obtenido un resultado que consideraba como muy positivo, que le permitió arañar la jefatura de Estado del país centroeuropeo.

Esta es una repetición de los comicios realizados en mayo, en el que van der Bellen había ganado por apenas 30.000 votos de diferencia. El FPÖ denunció irregularidades en el recuento y el Tribunal Constitucional avaló la demanda. Pero ahora el resultado le ha sido más adverso todavía.

Dado lo ajustado de aquella votación, tanto los dirigentes de ambos partidos como los ciudadanos esperaban que el resultado definitivo llegara el lunes o martes, tras el conteo de los votos emitidos por correo. Pero con una diferencia de más de seis puntos, no hizo falta demorar más para confirmar que van der Bellen será presidente durante los próximos seis años.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad