Toni Soler en una imagen de archivo. El periodista dirige y presenta los programas ‘Està passant’ y ‘Polònia’ de TV3 que han sido denunciados por el sindicato CSIF por sus mofas a la Policía. /EFE/Albert Olivé

La fiscalía abre diligencias contra TV3 por injurias a la Policía

stop

La Fiscalía de Barcelona acepta una denuncia de CSIF contra TV3, Toni Soler y otros humoristas por sus mofas a los cuerpos policiales

Economía Digital

Toni Soler en una imagen de archivo. El periodista dirige y presenta los programas ‘Està passant’ y ‘Polònia’ de TV3 que han sido denunciados por el sindicato CSIF por sus mofas a la Policía. /EFE/Albert Olivé

Barcelona, 06 de noviembre de 2019 (14:53 CET)

La Fiscalía de Barcelona ha abierto diligencias contra TV3 y diversos profesionales de esta cadena por un presunto delito de odio e injurias a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado.

El sindicato CSIF, que interpuso la denuncia, también acusó de presuntos delitos de odio e injurias a Toni Soler, Magí Modgi y Jair Domínguez, por el programa ‘Està passant’; así como a los actores que protagonizaron un número de humor en el programa ‘Polònia’.

Después de los disturbios que se registraron en Barcelona después de la sentencia del procés, el presentador y los humoristas del programa ‘Està passant’ trataron metafóricamente a la policía de “agresivos, rabiosos, analfabetos y perros de mierda”, según CSIF. Concretamente, la mofa se dirigía a los Mossos mediante referencias a los gossos (perros, en catalán).

Un día después, el programa ‘Polònia’ emitió un número musical en clave de humor sobre la actuación de los antidisturbios. CSIF denunció por ello al grupo Manel, aunque no son los autores. Fue interpretado por unos actores que bailaban al rimo de una canción de Manel a la que cambiaron la letra.

Este es el polémico vídeo de 'Polònia' denunciado ante la Fiscalía

En un comunicado, CSIF argumenta que estas intervenciones en programas de TV3 no pueden ampararse dentro de la libertad de expresión, ni en un supuesto “animus iocandi’. Al contrario, mantienen que actuaron con ‘animus laedendi’ contra la policía.

“Actos de menosprecio”

"Los miembros de la Policía de Cataluña (...) en tanto que se sitúan como sujetos pasivos de la acción y ven lesionada su protección de los bienes jurídicos tutelados del honor, dignidad y no discriminación, consideran que se han producido actos de menosprecio, descrédito o humillación, que incitan al enaltecimiento de la violencia física o psíquica, a la vez que producen un riesgo o peligro para los mismos”, indicaron en el comunicado.

CSIF advierte que estará “atento” a este tipo de situaciones en Cataluña. El sindicato también reclama que se investigue la aparición de carteles anónimos en las calles de Barcelona en los se califica a seis periodistas de “terroristas de la información”. En los cárteles aparecen las fotografías de Xavier Sardà, Mayka Navarro, Xavier Rius, Joan Guirado, Laura Fàbregas y Estefanía Molina.

La Fiscalía y la ANC

La Fiscalía de Barcelona, por otra parte, también ha abierto diligencias de investigación contra la presidenta de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), Elisenda Paluzie, para estudiar si sus declaraciones sobre los disturbios los días posteriores a la comunicación de la sentencia del procés pueden ser constitutivos de delito.

Paluzie dijo en una entrevista en TV3 que los numerosos incidentes violentos registrados en distintos puntos de Cataluña, sobre todo en Barcelona, al final de las protestas contra la sentencia dictada por el Tribunal Supremo hacían "visible el conflicto" a nivel internacional. "Son estos incidentes los que hacen que estemos en la prensa internacional de manera continuada estos días", dijo la presidenta de la ANC. 

Societat Civil Catalana (SCC) presentó la semana pasada una denuncia ante la fiscalía contra Paluzie, a la que la entidad acusa de delitos de odio y apología de la violencia. "Esta señora tiene cierta ascendencia como líder social y puede volver a incendiar las calles de Barcelona", alegó el vicepresidente de SCC, Javier Marín, que tachó a Paluzie de "irresponsable". 

También los dos principales partidos independentistas y el gobierno de la Generalitat se desmarcaron de las palabras de la presidenta de la ANC. La portavoz del ejecutivo, Meritxell Budó, argumentó que, aunque "los conflictos en la calle" puedan poner la crisis catalana en el foco de los medios extranjeros, ese "no es el camino que la mayoría de catalanes hemos escogido".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad