Decenas de ayuntamientos catalanes lucen lazos amarillos como muestra de apoyo a los dirigentes encarcelados. El Pdecat los defiende como libertad de expresión

La Junta Electoral da 48 horas a Torra para quitar los lazos amarillos

stop

Las autoridades obligan a la Generalitat a retirar los símbolos independentistas de los edificios públicos para garantizar su neutralidad en campaña

Economía Digital

Decenas de ayuntamientos catalanes lucen lazos amarillos como muestra de apoyo a los dirigentes encarcelados. El Pdecat los defiende como libertad de expresión

Barcelona, 11 de marzo de 2019 (19:40 CET)

La Junta Electoral Central (JEC) no permitirá lazos amarillos ni esteladas en los edificios públicos catalanes. El organismo da 48 horas al presidente de la Generalitat, Quim Torra, para que retire los símbolos independentistas y mantenga la neutralidad durante la campaña electoral de las elecciones generales.

Así consta en el acuerdo que la Junta Electoral adoptó en la reunión de este lunes en respuesta a una reclamación presentada por Ciudadanos. Este partido protestó por la exhibición de "símbolos ideológicos o partidistas en edificios y espacios públicos".

Tras recordar la "reiterada doctrina sobre la obligación de los poderes públicos de mantener estrictamente la neutralidad política durante los procesos electorales", la Junta señala que "la igualdad en el sufragio es esencial en la representación democrática”. Por ello, la legislación encomienda a la administración electoral, es decir, a la propia Junta, la exigencia de preservarla.

Las libertades ideológicas y de expresión son derechos fundamentales de las personas, apunta la Junta, pero "no de los gobernantes".

Símbolos partidistas

Del mismo modo, la autoridad electoral tiene "declarado" que "el lazo amarillo y la bandera estelada son símbolos partidistas utilizados por formaciones electorales concurrentes a las elecciones".

Por esta razón, explica en su acuerdo, las "esteladas" y los lazos amarillos (usado en recuerdo de los cargos públicos en prisión preventiva por la declaración de independencia y el referéndum del 1 de octubre de 2017) pueden ser "legítimamente" exhibidos por los partidos dentro de su propaganda electoral, pero no pueden mostrarlos los poderes públicos. Estos últimos se rigen por el principio de "neutralidad política".

La Junta requiere al presidente de la Generalitat a que, en un plazo máximo de 48 horas, ordene la retirada de dichos símbolos. Finalmente, la Junta recuerda que el acuerdo adoptado este lunes es firme en la vía administrativa, por lo que solo cabe interposición de recurso en la contencioso-administrativa, en concreto ante la sala tercera del Tribunal Supremo, dentro de un plazo de dos meses. 

Ciudadanos recurrió a la Junta Electoral Central “contra las acciones y omisiones del Gobierno de la Generalidad de Cataluña, ante la exhibición de símbolos ideológicos o partidistas en edificios y espacios públicos".

Esta decisión no afecta el desarrollo del juicio del 'procés' que se sigue en el Tribunal Supremo. El juez Pablo Llarena permitió que los acusados puedan lucir el lazo amarillo, aunque tan solo lo luce Jordi Sànchez.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad