El juez Pablo Llarena, acusado por Puigdemont de vulnerar su presunción de inocencia. Foto: EFE/PA

La justicia belga pospone el arranque del proceso civil contra Llarena

stop

La vista preliminar contra Llarena se retrasa al 25 de septiembre, a petición de la defensa, que alega que Bélgica no es competente para juzgar al juez

Barcelona, 04 de septiembre de 2018 (09:57 CET)

La vista preliminar por la demanda civil presentada en Bélgica contra el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena ha quedado pospuesta hasta el 25 de septiembre.

La audiencia celebrada este martes, de hecho, ha durado apenas unos minutos, los suficientes para que la defensa del magistrado solicitara la prórroga de 15 días para poder estudiar más a fondo la forma de presentar su tesis de que la justicia belga no tiene jurisdicción para procesar civilmente a Llarena.

La demanda la presentaron el expresidente catalán Carles Puigdemont y los exconsellers Toni Comín, Lluís Puig, Meritxell Serret y Clara Ponsatí, que acusan a Llarena, instructor de la causa que se sigue contra ellos en el Tribunal Supremo (TS) de haber vulnerado sus derechos procesales al entender que ha dado muestras de nos ser imparcial.

Alteraciones en la traducción

El procedimiento ha estado marcado por la alteración de unas palabras de Llarena que la acusación incluyó en su demanda. El juez había hecho unas declaraciones en las que decía que los hechos imputados a los dirigentes soberanistas eran "comportamientos que aparecen recogidos en nuestro Código Penal" y que "con independencia de cuál haya podido ser la motivación que les haya llevado a las personas a cometerlos, si es que ha sido así, deben ser investigados". Pero en la demanda se modificó el condicional por la expresión "sí, así ha sucedido".

Los abogados de Puigdemont y los exconsellers atribuyeron la responsabilidad a la traductora, que replicó que esa no es la traducción que ella hizo y señaló a los abogados como autores de las modificaciones, que ya han sido corregidas.

La defensa contratada por el Gobierno para defender a Llarena, que ha pedido que la causa sea resuelta por un tribunal y no un único juez, prevé alegar el 25-S que la justicia belga no es competente para juzgar al juez del Supremo. Será entonces cuando se verá si la demanda es admitida y sigue adelante o no. Y, en el primer caso, cual será el calendario del proceso.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad