La mitad de los catalanes quiere nuevos comicios

stop

Incluso el 40% de los votantes de Junts Pel Sí apostaría por ir de nuevo a las urnas para desencallar la actual parálisis institucional. En caso de elecciones, y sin coalición de partidos independentistas, CDC sufriría un descalabro histórico

Josep Rull, Artur Mas y Raül Romeva, de Junts pel sí, observados por Enric Millo (PP) / EFE

en Barcelona, 29 de noviembre de 2015 (11:38 CET)

La situación de parálisis que vive la política catalana no es de fácil solución. Pero, a día de hoy, y en caso de que el acuerdo entre Junts Pel Sí y la CUP no llegue a buen puerto, la salida más plausible para una mayoría de catalanes sería la convocatoria de nuevos comicios. Esta es la conclusión principal del sondeo de Feedback para La Vanguardia, según el cual el 49,5% de los encuestados apostaría por "resolver la actual situación con nuevas elecciones al Parlament en marzo". El 45% rechazaría esta posibilidad.

Un dato elocuente es que prácticamente el 40% de los votantes de Junts Pel Sí el pasado 27-S vería con buenos ojos la repetición de los comicios. Un porcentaje aún mayor entre los que simpatizaron con la CUP (43%). El apoyo a esta salida del atolladero es mayoritario entre los votantes de las fuerzas constitucionalistas.

Los cupaires dicen no a Mas

El estudio también pregunta sobre las opciones de acuerdo político que existen en el Parlament recién investido. Entre los votantes de la candidatura encabezada por Raül Romeva hay un relativo optimismo, aunque no unanimidad, sobre las posibilidades de acuerdo entre las dos formaciones independentistas: un 74% cree que ambas siglas lograrán formar Govern. Una opción que en absoluto ven clara los votantes de la CUP (apenas el 53% prevén un pacto).

En términos globales, el 58% del total de encuestados cree que habrá acuerdo JxS-CUP.

Sin embargo, las cartas en la mesa de negociación con gran probabilidad tendrán que cambiar para que haya fumata blanca. Resulta significativo que más del 60% de los votantes cupaires rechacen investir a Artur Mas, el candidato propuesto por el partido con más apoyos.

El hundimiento de CDC

Ahora bien, una nueva jornada electoral en Cataluña abriría múltiples incógnitas. Según el sondeo de Feedback, en caso de una repetición de candidaturas y coaliciones idénticas a la del pasado 27-S, los resultados perjudicarían a Junts Pel Sí, que podría perder hasta tres escaños por el camino, pasando de 62 a 59 asientos. Por el contrario, Ciudadanos (27) y la CUP (12) obtendrían dos representantes más en el Parlament.

Pero la gran sorpresa aparecería ante la no repetición de la gran coalición independentista. En ese caso, y con las papeletas originales de cada uno de los partidos, ERC se convertiría en la primera fuerza parlamentaria (34 escaños), aunque a años luz de una hipotética mayoría absoluta; seguido muy de cerca por Ciutadans (29). ¿Y CDC? Los convergentes se hundirían con entre 24 y 25 representantes, quedando relegados al tercer lugar en el Parlament y sin la posibilidad de unirse a posteriori con ERC para alcanzar la mayoría necesaria (68).

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad