Una protesta el 28 de agosto en Londres, contra la solicitud de Boris Johnson de suspender el Parlamento británico para forzar un brexit duro, aprobada por la reina Isabel II. Foto: EFE/EPA/WO

La reina cede: Reino Unido se aboca a un brexit duro

stop

La reina Isabel II autoriza la solicitud de Boris Johnson de suspender el Parlamento británico para forzar un brexit sin acuerdo

Economía Digital

Una protesta el 28 de agosto en Londres, contra la solicitud de Boris Johnson de suspender el Parlamento británico para forzar un brexit duro, aprobada por la reina Isabel II. Foto: EFE/EPA/WO

Barcelona, 28 de agosto de 2019 (17:12 CET)

El Reino Unido se aboca a un brexit sin acuerdo o duro, como también se ha denominado este escenario. La reina Isabel II ha autorizado este miércoles la orden de la suspensión del Parlamento británico que solicitó el primer ministro Boris Johnson unas horas antes, con el propósito de forzar una ruptura con la Unión Europea no acordada.

La reina ordenó que "el Parlamento se prorrogue desde un día no anterior al lunes 9 de septiembre y no más tarde que el jueves 12 de septiembre de 2019". Isabel II expondrá su programa y planes para el país ese 14 de octubre en un discurso que se emitirá nacionalmente, por lo que esta decisión deja a la oposición sin margen de maniobra para impedir un brexit duro.

La BBC informó este miércoles de que la reina tiene un poder limitado en estas circunstancias. "Técnicamente, el Gobierno tiene que pedirle permiso para suspender el Parlamento", explicó el medio británico, pero "esto normalmente es una formalidad", porque "la reina se mantiene fuera de la política". "Si ella rechazara la solicitud del Gobierno, no tendría precedentes".

Así las cosas, desde que se trasladó a la prensa que Johnson planeaba pedir la suspensión del congreso se sabía que había altas posibilidades de que la reina aceptara la petición, no por estar de acuerdo sino por lo anteriormente explicado. Reino Unido se prepara para abandonar la Unión Europea el 31 de octubre, por lo que la oposición apenas tendrá unas sesiones para impulsar un brexit acordado después del día 14.

Brexit: ¿qué pasa ahora?

El Parlamento británico será suspendido, pocos días después del parón veraniego de agosto. Durante todo el mes de septiembre, prácticamente, y hasta unas semanas antes de la fecha límite del brexit, el congreso del Reino Unido permanecerá en pausa. Johnson informó de que la reina ofrecerá el día 14 de octubre un discurso con una "agenda muy emocionante".

El cierre del Parlamento se conoce como prórroga y ocurre después de que el primer ministro le aconseja a la reina que lo haga. Un corresponsal de la BBC explicó que había antecedentes de una prórroga antes del discurso de la reina, pero generalmente fueron más breves y nunca fueron en un momento de tal envergadura como la previa del brexit.

El papel de la reina es seguir el consejo de los ministros, por lo que no es sorprendente que accediera a la petición. Si bien no hay forma legal de contrarrestar la decisión de Isabel II, la oposición ya estudia fórmulas alternativas para poner en cuestión el movimiento de Johnson e intentar salvar el debate del brexit antes del final de octubre.

La propuesta de Johnson ha sido calificada de "antidemocrática" por miembros de la oposición, como la parlamentaria Anna Soubry, que este miércoles pidió a Isabel II una reunión para conversar sobre el asunto. El ex primer ministro John Major informó de que busca consejo legal para determinar si puede combatir la decisión de Johnson, informó The Guardian.

El movimiento del líder euroescéptico incluso ha despertado las críticas del "speaker" del Parlamento británico, John Bercow, que usualmente no comenta anuncios políticos pero que esta vez ha afirmado que se está viviendo una suerte de "indignación constitucional", al entender que el único propósito de esta propuesta es "parar el debate del brexit"

 

Hemeroteca

Brexit Internacionales
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad