La semana en la que Camps volvió a ser noticia

stop

El incidente en el Club de Tenis agita las redes sociales y a la clase política valenciana

11 de agosto de 2012 (19:47 CET)

El ex presidente valenciano, Francisco Camps, había conseguido mantenerse alejado de los debates sociales desde su retirada de la primera línea política tras la imputación por el caso de los trajes. Pero el regalo con el que un socio del Club de Tenis Valencia sorprendió a Camps el pasado viernes --un excremento humano-- ha levantado un gran revuelo entre las principales redes --como Twitter o Facebook-- y en la clase política de la Comunitat, que recuerdan viejas fricciones.

Además de comentar el incidente, los usuarios han aprovechado el tirón de la historia para hacer comparaciones con la gestión del ex jefe del Consell. Camps dejó la presidencia con una deuda millonaria y la mancha del escándalo Gürtel sobre la Comunitat, algo que no le perdonan determinados colectivos y, parece que ahora tampoco, gente de su círculo más cercano.

En boca de todos

Políticos de la oposición, periodistas de prestigio y cientos de seguidores han hecho del incidente un trending topic. Algunos como la diputada de Compromís en las Corts, Mònica Oltra, no sólo ha compartido la noticia con sus followers, sino que también ha mostrado su opinión al respecto. “Creo que lo que más asco da de lo que se cuenta no es la historia del taburete”, en relación a las políticas de Camps más criticadas por los partidos de la oposición.

Con todo, el caso de los trajes ha abierto la caja de pandora para recordar que el ex líder valenciano se sentó en el banquillo tras su imputación por presunto delito de cohecho pasivo impropio. Se le acusaba de haber recibido regalos de unos de los principales cabecillas de la trama de corrupción, El Bigotes, a cambio de contratos con la Administración valenciana.

En las redes sociales se han hecho múltiples comparaciones entre el escatológico presente que recibió Camps y su carrera política en la Comunitat. “ A cada uno le regalan lo que siembra” o “él ya lo hizo con los trajes y ahora se la devolvieron” y “lo que le dejaron fue un espejo de cortesía”, son algunos ejemplos. 

Camps da la callada por respuesta

La no culpabilidad de Camps en su imputación por Gürtel consiguió lavar su imagen de cara a sus compañeros del Partido Popular pero, por las críticas recibidas en las comunidades de Internet, no ha podido hacer lo mismo con su gestión.

Ante la polémica suscitada, nadie ha desmentido el desagradable obsequio que Camps recibió en el Club de Tenis Valencia, ni el propio ex presidente valenciano, que ha optado por el silencio absoluto, ni tampoco el gerente del centro, que a pesar del revuelo social sigue disfrutando de sus vacaciones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad