Las alegaciones fuerzan a Comín a revisar otro concurso sanitario

stop

Las empresas que han quedado fuera de la clasificación provisional de la licitación de terapias respiratorias advierten de supuestas bajas temerarias de hasta el 38% del precio

El consejero de Salud, Toni Comín

Barcelona, 01 de septiembre de 2016 (01:00 CET)

Toni Comín ha echado el freno al concurso de terapias respiratorias domiciliarias, el mayor contrato del departamento de Salud de la Generalitat en esta legislatura, que cuenta con una dotación de 450 millones para los próximos diez años. Las plicas se abrieron el pasado julio, pero un portavoz del departamento de Comín confirma que el concurso se encuentra todavía en fase de licitación y que han pedido "informes técnicos complementarios" a todas las empresas que presentaron ofertas, que aún se están revisando. Nada está decidido.  

Linde y Vivisol lideran la clasificación provisional para gestionar el servicio de terapias respiratorias. De los 18 lotes del concurso, la alemana Linde se impuso en 12 y la italiana Vivisol en otros 5, pero sus competidores advierten de supuestas bajas temerarias porque presentaron rebajas de entre el 20% y el 38% del precio de licitación en todos los lotes. Así consta en las alegaciones que han interpuesto ante la mesa de contratación.  

Un directivo del sector subraya que "no se trata de un concurso para comprar cemento para asfaltar calles", sino para atender en sus domicilios a cerca de 90.000 enfermos que necesitan gases medicinales para vivir. Estas fuentes advierten de los riesgos de "aplicar un esquema low cost" a las terapias respiratorias: "si se rebaja tanto el precio, ¿la calidad del servicio será la misma?, ¿cada cuánto se cambiarán las mascarillas a los enfermos?,¿tendrán atención telefónica personalizada las 24 horas del día?".  

Uno de los servicios mejor valorados por los usuarios  

En las encuestas de satisfacción elaboradas por el CatSalut, las terapias respiratorias están entre los servicios mejor valorados por sus usuarios. Sobre esta percepción, otro directivo señala que "algo tendremos que ver las empresas que ahora prestamos el servicio".  

La clasificación provisional del concurso de terapias respiratorias supone un vuelco total respecto a los actuales gestores del servicio. En la anterior licitación, en 2009, se impuso la catalana Esteve, con cuatro lotes; una filial de la francesa Air Liquide, con otros cuatro; y la madrileña Oximesa, con dos. Ahora se quedarían fuera.  

Si se confirmase la clasificación provisional, Linde (que en la actualidad gestiona dos lotes) y Vivisol (sin experiencia en Cataluña) se repartirían un pastel de 450 millones de euros. Tan sólo dejarían una pequeña porción para Oxigen Salut, que se ha situado en primera posición en el lote correspondiente a las comarcas del Pirineo.    

Linde presenta la peor propuesta técnica, pero la mejor oferta económica

El concurso de terapias respiratorias valoraba por igual los aspectos técnicos y los económicos. Precisamente, Linde obtuvo la peor puntuación en la oferta técnica, pero la mejor en la económica. Las fuentes consultadas indican que sus rebajas han sido tan elevadas que pueden incurrir en supuestas bajas temerarias que, de confirmarse, serían motivo de exclusión. Así, en los lotes correspondientes a la ciudad de Barcelona y a su área metropolitana, estas fuentes indican que presentó rebajas de entre un 32% y 38%; en el Vallès, entre el 36% y el 38%; en el Baix Llobregat, del 35% al 37%; en Girona, del 36%; y en las comarcas de Lleida, del 28%.  

Vivisol, filial de la italiana Sol Group, se posicionó en primer lugar en el aspecto técnico en muchos lotes, pese a presentar rebajas en los precios de licitación de cerca del 20%. Fuentes de sus competidores indican que el "problema" no es su falta de experiencia en Cataluña, sino el hecho que ha sido excluida en concursos públicos de diversas autonomías españolas y que, en la actualidad, tan sólo gestiona un servicio de oxigenoterapia en Sevilla.  

Ganar cuota de mercado  

Un directivo indica que tanto Linde como Vivisol, que forman parte de potentes grupos sanitarios europeos, pueden estar interesadas en gestionar un servicio que les comporte pérdidas si con ello consiguen cuota de mercado.  

El departamento de Salud de la Generalitat deberá revisar la documentación de todas las empresas, pronunciarse sobre las alegaciones presentadas y, antes de efectuar la adjudicación, todavía queda la posibilidad de recursos. La clasificación provisional sufrirá cambios porque, tal como se establece en el pliego de condiciones del concurso, ninguno de los licitantes puede acaparar más de siete lotes. La adjudicación definitiva podría demorarse hasta finales de año.  

Además del frente empresarial, Comín deberá dar explicaciones sobre este concurso en el parlamento catalán. El doctor Jorge Soler, diputado de Ciudadanos, ha reclamado el expediente de la licitación para estudiarlo a fondo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad