Las fortunas españolas: de Botín a Fernando Alonso

stop

El banquero, fallecido el año pasado, tenía sociedades en las Islas Vírgenes y Panamá que dificultaban conocer la identidad de los dueños de las cuentas de HSBC

El banquero Emilio Botín y el piloto de Fórmula 1 Fernando Alonso

en Madrid, 09 de febrero de 2015 (10:00 CET)

Los datos que se van filtrando acerca de la famosa lista Falciani de fortunas que supuestamente poseían cuentas opacas en Suiza a través de la filial del banco HSBC salpican a varios ricos españoles. Entre ellos, se encuentra el fallecido Emilio Botín, presidente del Banco Santander hasta su muerte el pasado año, y el piloto de Fórmula 1 Fernando Alonso.

Según la información que publica este lunes El Confidencial, la familia Botín poseería una fortuna oculta en el HSBC de Suiza de unos 2.000 millones de euros. Además, habría usado un entramado de sociedades opacas en Panamá y las Islas Vírgentes que dificultaba saber quién estaba detrás de estas cuentas.

Regularización a Hacienda


La familia de banqueros regularizó su situación con el pago a Hacienda de 211 millones de euros y ni el juez Fernando Andreu ni la Agencia Tributaria consideraron que existiese delito.

El escándalo saltó en 2011, cuanto el juez Andreu, que ahora instruye el caso Bankia, imputó a todo el clan de banqueros a pesar de que estos daban ya por regularizada su situación tras abonar esos 211 millones de euros. La Agencia Tributaria sospechaba que esa cantidad no era la correcta, y dio traslado a la Audiencia Nacional, que abrió una investigación al respecto.

Sociedades 'off shore' de los banqueros


Ahora, la documentación filtrada por el informático Herbé Falciani refrenda la teoría de que los Botín emplearon una red de sociedades docimiciliadas en diversas zonas off shore del globo (Panamá y la isla de Tórtola, en el Caribe) para esconder al máximo el nombre real de los propietarios del dinero.

La mercantil más importante de esa maraña fiscal se llama North Star. A su nombre figuran los cinco números de cuenta que los autos del juez Andeu atribuyen a Emilio Botín. La firma, domiciliada en Panamá, fue disuelta en mayo de 2011 antes de que se iniciase la investigación.

A pesar de todo, en un auto de mayo de 2012, el juez Andreu decretó el archivo de la querella contra los Botín, al considerar que los banqueros ya habían saldado las cuentas que tenían pendientes con el pago al fisco de los 211 millones de euros.

37 millones de Fernando Alonso


En la lista Falciani también figura el nombre del piloto español de Fórmula 1 Fernando Alonso. Entre 2006 y 2007, el deportista llegó a acumular un saldo de 42 millones de dólares (37 millones de euros) en una cuenta de HSBC de Ginebra abierta en 2002.

Los asesores legales del piloto explican que su situación está en regla y que nunca ha tenido problemas con Hacienda, ni en España ni en otros países. Argumentan que el fisco nunca se puso en contacto con él, ni siquiera cuando salió a la luz la lista de presuntos evasores fiscales internacionales en mayo de 2010, período en el que contactó con 679 presuntos evasores para que regularizaran su situación.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad