Imágen del momento exacto en que el nuevo coronavirus infecta una célula, captada por científicos brasileños. Foto: Efe

Las vacunas más avanzadas, en peligro por una mutación del virus

stop

Una de las 30.000 letras del genoma del virus ha cambiado y los científicos barajan resultados como que haya adquirido una mayor carga viral

Barcelona, 08 de julio de 2020 (10:16 CET)

El virus que nació en Wuhan a finales de 2019 tenía 30.000 letras en su genoma y una gran capacidad para contagiar a las personas. Sin embargo, los científicos ya no dudan de que el virus que circula alrededor del mundo no es el mismo. Una de esas letras ha cambiado su manera de actuar y las vacunas más avanzadas han estado trabajando con el virus original. Esto indica que, si la proteína del virus muta lo suficiente, las futuras vacunas podrían fallar.

En la posición 23.403 del genoma del virus, una letra A ha cambiado por una G. Y esa variante ha logrado extenderse en prácticamente todo el mundo. La comunidad científica investiga ahora si esta mínima modificación implica una mayor facilidad del virus para contagiar, según el diario El País.

Un equipo liderado por la bióloga estadounidense Bette Korber tiene la hipótesis de que el virus mutado se multiplica más en las células humanas, lo que facilita su transmisión entre las personas. Por otro lado, en varios hospitales se ha observado que en un millar de pacientes se multiplica más en la garganta que la anterior variante, aunque la enfermedad no sea más grave.

La mutación se halla en una región del genoma del virus que contiene las instrucciones para fabricar las proteínas de la espícula del coronavirus. Éstas son las protuberancias que utiliza para entrar en las células humanas. Y esto preocupa a los científicos ya que esa espícula (extraída del primer virus de Wuhan) es la base de muchas de las vacunas experimentales más avanzadas.

Según la veterinaria española Laura Carrilero del grupo de la Universidad de Sheffield (Reino Unido) que ha analizado los genomas del virus en 1.000 pacientes, la nueva variante tienen una mayor carga viral. Además, otra investigación independiente a 800 pacientes de Washington lo confirma: “Parece que la mutación beneficia al virus. Es muy importante mantener una vigilancia de su evolución, sobre todo ahora que se busca una vacuna que sea efectiva”, explica Carrilero.

Quedan muchas pruebas para confirmar las hipótesis

Sin embargo, todavía faltan pruebas para demostrar que sea así. Otros investigadores se muestran más escépticos respecto a que la nueva variante sea más infectiva.

“Los valores de carga viral son solo ligeramente distintos. El éxito de la mutación bien podría explicarse porque apareció justo cuando el coronavirus estaba empezando a dispersarse por el mundo. Es una explicación alternativa que no implica cambios ni en la virulencia ni en la transmisibilidad”, reflexiona Iñaki Comas, biólogo del CSIC que codirige un proyecto para comparar el genoma del virus en hospitales de toda España.

“Estos datos no demuestran que la variante G614 (con la mutación) sea más infecciosa o transmisible que la D614 (la variante original). Quedan muchas preguntas sin responder sobre el impacto potencial de la mutación en la pandemia de la Covid-19, si es que tiene alguno”, aputnan a la revista Cell la viróloga Angela Rasmussen, el microbiólogo Nathan Grubaugh y el epidemiólogo William Hanage, de las universidades estadounidenses de Columbia, Yale y Harvard.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad