Los alemanes aman a Merkel por vestir 20 años la misma túnica (entre otras virtudes)

stop

La canciller recibe la aprobación del 75% de los electores en un reciente sondeo, popularidad desconocida en un líder político hasta ahora

 Merkel, en tres momentos de los últimos 20 años con la misma túnica

11 de agosto de 2014 (12:58 CET)

Los alemanes aman a Angela Merkel. Al menos es lo que reflejan los sondeos publicados este fin de semana. Tras dirigir la mayor potencia europea durante nueve años (siete de ellos golpeados por la crisis), la canciller logra niveles de popularidad desconocidos hasta ahora. Menos aún para un líder expuesto a la erosión del ejercicio del poder en épocas complicadas.

La primera cadena de televisión pública, la ARD, ha informado de una encuesta que refleja que el 74% de los electores aprueba la gestión de Merkel con muy buena nota. El 57% de los mil encuestados dijo sentirse además “especialmente” satisfecho con las políticas de Merkel y su gobierno de coalición con los socialistas.

Cotas de aceptación

Nunca antes un jefe de Gobierno alemán había logrado semejantes cotas de aceptación. El fenómeno ya había empezado a perfilarse en las últimas elecciones generales. ¿Pero qué es lo que admiran los alemanes de su líder? La personalidad: tenaz, sincera y directa. El 70% de sus compatriotas destacan que es una mujer muy trabajadora y sencilla, que refleja los valores de esa sociedad.

Pero también la perciben como una abnegada y buena esposa, capaz de embridar la economía alemana como ha organizado su economía doméstica. Las redes sociales, esas chivatas insaciables, difunden testimonio gráfico: Merkel lleva usando la misma túnica desde hace 20 años, como muestra la recopilación de fotografías.

La prensa la admira

En un intento de probar científicamente esa admiración, la prensa berlinesa publica extensos reportajes que enumeran las razones que explican el cariño que siente la población por su canciller. Stern asegura que “nunca promete nada, está limpia de escándalos personales, nadie le hace sombra en la CDU –su partido— y tampoco en la oposición; es hábil apropiándose ideas de los socialistas y ecologistas y, es discreta y trabajadora”.

En la revista Der Spiegel destacan otras razones. “Merkel ha sido capaz de transmitir un mensaje de seguridad a los alemanes durante la crisis financiera y del euro”. Ahora se beneficia de la buena situación de la economía, que en la actual legislatura –que está a punto de cumplir un año— le ha permitido aprobar medidas positivas para el crecimiento del país.

Dotes de mando

De lo que hace a cómo lo hace. Los corresponsales políticos se rinden a las habilidades de mando de Merkel. Es poco propensa a los estallidos emocionales y siempre desactiva los conflictos antes de que se descontrolen. En España nos preguntamos si Merkel será capaz de contagiar con algunos de sus valores personales a Mariano Rajoy, con quien se verá dentro de pocos días –la fecha aún no se ha confirmado— en Santiago de Compostela (Galicia).

Más allá de la ideología (recortes, recortes y más recortes), a ambos conservadores sólo les une su pasión por el senderismo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad