Los empresarios dependerán de Junqueras, el hombre fuerte del Govern

stop

El president Puigdemont estará flanqueado por el líder de ERC, Neus Munté y Raül Romeva

Junqueras, este lunes, tras la reunión de la dirección de ERC. / EFE

Barcelona, 10 de enero de 2016 (19:29 CET)

Carles Puigdemont será el nuevo presidente de la Generalitat. Pero asumirá todos los acuerdos formulados en el seno de Junts pel Sí. Y deberá negociar con Oriol Junqueras, el verdadero hombre fuerte del Ejecutivo catalán, y del cual dependerán los empresarios, como el alfil económico del Ejecutivo.

El Govern tendrá tres grandes figuras: el propio Junqueras; la convergente Neus Munté, y Raül Romeva, que fue el cabeza de lista de Junts pel Sí, y que proviene de ICV.

Los tres se encargarán de macroconsellerias, que englobarán el resto de áreas. Sólo Junqueras, sin embargo, tendrá categoría de vicepresidente.

Munté se mantendrá como portavoz del Govern, y se responsabilizará del departamento de Presidència y de toda la política social del gobierno catalán, que constará de 13 consellers.


Todas las áreas económicas

Pero Junqueras monopolizará el grueso del Govern, y se hará cargo de cuatro departamentos: Empresa i Coneixement; Treball i Afers Socials; Agricultura; Alimentació; i Territori i Sostenibilitat. En todos estos capítulos habrá nuevos consellers.

Destacará la presencia de Josep Rull, coordinador general de Convergència, como responsable de Territori, en sustitución de Santi Vila, que asumirá otra área. Bajo la coordinación de Munté se podría situar el propio Vila, como conseller de Cultura. En Ensenyament, la responsable será Meritxell Borràs, hasta ahora consellera de Governació. En Salut se perfila Antoni Comín, de Esquerra Republicana, después de dejar en la pasada legislatura el PSC.


Política exterior

En el caso de Romeva, su responsabilidad será la institucional, y se encargará de la política exterior de la Generalitat, con la idea de internacionalizar el proceso, como ha apuntado Carles Puigdemont en su discurso de investidura.

Bajo la jurisdicción de Romeva quedará Governació; Justícia e Interior, departamento en el que, previsiblemente, seguirá Jordi Jané. Resta la incógnita de Germà Gordó, que podría permanecer en el Ejecutivo.    
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad