Los trabajadores del ARA defienden el referéndum del 1-0 y el anuncio de la Generalitat, después de que se aprobara la ley en el Parlament, con una defensa cerrada por parte del presidente Puigdemont. EFE/Toni Albir

Los trabajadores del ARA quieren salvar la cara ante el 1-O

stop

Los trabajadores del ARA rechazan la decisión de la empresa de no publicar el anuncio del 1-O con un comunicado en el que piden la confianza de los lectores

Economía Digital

Los trabajadores del ARA defienden el referéndum del 1-0 y el anuncio de la Generalitat, después de que se aprobara la ley en el Parlament, con una defensa cerrada por parte del presidente Puigdemont. EFE/Toni Albir

Barcelona, 13 de septiembre de 2017 (01:29 CET)

Los trabajadores del ARA han asumido la decisión de la empresa de no publicar el anuncio del 1-O, pero no han querido quedarse en silencio. El compromiso con el ideario independentista les ha llevado a redactar un comunicado en el que quieren salvar la cara ante sus lectores con una defensa del referéndum, y con un rechazo formal a la decisión de la empresa, que preside Ferran Rodés.

El nerviosismo es grande en la redacción del rotativo que preside Rodés, porque sus trabajadores han mostrado, desde el inicio del proceso soberanista, un compromiso claro con la causa independentista. Fuentes periodísticas sostienen que “el diario del procés” no podía quedarse ahora en un segundo plano, con la negativa a publicar el anuncio de la Generalitat sobre el 1-O.

La empresa fue clara, con un comunicado en el que expresaba que era mejor proteger al periódico frente a posibles consecuencias judiciales por publicar un anuncio de un referéndum que el Gobierno central considera ilegal, y después de las decisiones del Tribunal Constitucional y de la Fiscalía del TSJC en contra de la propia ley del referéndum que aprobó la pasada semana el Parlament.

Muchos lectores y el cofundador del ARA, Oriol Soler, reaccionaron en contra de la decisión de no publicar el anuncio del 1-O

También la directora del ARA, Esther Vera, se pronunció en los mismos términos, con la idea de proteger la libertad para seguir informando. Pero la reacción de los lectores fue furibunda. Y también la de una persona clave en la fundación del periódico: Oriol Soler, editor del Grup Cultura 03, que convenció a Ferran Rodés para poner en marcha el proyecto periodístico, que tuvo a Carles Capdevila como director, recientemente fallecido.

Soler, que ya no forma parte del ARA, aseguraba que lamentaba la decisión de la empresa de no publicar el anuncio.

Los trabajadores del diario se muestran dispuestos a asumir las consecuencias judiciales por defender el 1-0

Los trabajadores del Ara, que han asumido esa decisión tras una asamblea informativa, han querido, sin embargo, expresar su posición de cara a los lectores. Una parte de ellos no han entendido que el diario que defiende el referéndum y la independencia de Cataluña no publique luego el anuncio sobre el 1-O, a pesar de las consecuencias legales que pueda tener.

En el comunicado, que se publica en la edición de este miércoles, bajo el título de “Los trabajadores del ARA, a nuestros lectores”, se asegura que no se está de acuerdo con la decisión de no publicar la publicidad sobre el referéndum, y “tampoco con la gestión y la comunicación posterior”. Esa decisión se entiende como una forma de “apartarse” de los lectores y también del compromiso “con la libertad”. Los trabajadores piden a los lectores que sigan confiando en ellos, porque no cambiarán en la defensa de esos valores de defensa de la "libertad".

Los periodistas del ARA aseguran que defenderán los "derechos colectivos" frente la maquinaria policial del Estado

Tras transmitir esa posición a “los responsables de esas decisiones”, es decir, a la empresa que preside Ferran Rodés y que tiene también como accionistas de referencia a los empresarios Artur Carulla y a Víctor Font, y también a los periodistas Toni Soler, Albert Om y Antoni Bassas, los trabajadores aseguran que están dispuestos a asumir todas las consecuencias. “Lo decimos muy claro, y estamos dispuestos a asumir los efectos que pueda comportar la actuación del diario en relación con el referéndum del 1 de octubre”.

Los trabajadores del ARA hacen suyo el ideario independentista, que considera que el 1-O es un acto democrático, sin considerar su ilegalidad. “Los medios de comunicación que defendemos la necesidad de resolver el conflicto de manera democrática podemos ser el blanco de la maquinaria judicial, política y policial del Estado español, es cierto. En este contexto sólo podemos estar del lado de nuestros derechos colectivos. Es ahí donde queremos estar y ahí donde nos queréis vosotros. A vuestro lado, asumiendo riesgos, denunciando las injusticias y los atropellos, y manteniéndonos críticos y vigilantes con los poderes. Encontrémonos”, concluye el comunicado.

En todo caso, y por el momento, Rodés no ha autorizado la publicación de la publicidad sobre el referéndum, después de que la central de medios, Havas Media, de la cual es ejecutivo, tampoco accediera a gestionar la publicidad de la Generalitat sobre el 1-O.

Hemeroteca

Referéndum 1-O
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad