Luxemburgo abre la puerta a replantear su fiscalidad ventajosa con multinacionales

stop

ESCÁNDALO FISCAL

El presidente de la Comisión Europea desde el pasado 1 de noviembre, Jean-Claude Juncker

Barcelona, 10 de diciembre de 2014 (13:36 CET)

El Gobierno de Luxemburgo ha tomado nota del escándalo que han generado las revelaciones del caso Lux Leaks. El ministerio de finanzas del país indica que los pactos con multinacionales para minimizar el pago de impuestos son legales, pero abre la puerta a cambiarlos para apaciguar el escándalo que han generado.

"Luxemburgo está de acuerdo en que la legitimidad de ciertos mecanismos, que se ajustan a la legislación aplicable, puede ser cuestionada", afirma el Gran Ducado en un comunicado. Ahora, el Ejecutivo apoya las medidas internacionales y de la Unión Europea que se han acordado para evitar nuevos casos en este sentido.

Asegura que "contribuirá activamente a las discusiones correspondientes" y apoya la intención de Bruselas de presentar un sistema de intercambio automático de información entre los Estados miembros sobre decisiones fiscales anticipadas.

Juncker, en la picota

La polémica Lux Leaks casi se lleva por delante al recién nombrado presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, el jefe del Ejecutivo luxemburgués cuando se firmaron el grueso de los pactos fiscales con unas 340 multinacionales.

Los eurodiputados populistas y eurófobos incluso plantearon una moción de censura el pasado 27 de noviembre que no prosperó (101 votos a favor y 461 en contra).

Disney y Skype, en el ojo del huracán

Luxemburgo ha aprovechado para cargar con la forma en que el consorcio internacional de periodistas de investigación ha obtenido la documentación de Lux Leaks. Los últimos informes muestran cómo una de las marcas más valiosas del mundo, Disney, se benefició durante años de la reducción del pago de impuestos en Europa.

El diario belga Le Soir revela que el grupo abonó menos del 1% de los tributos sobre beneficios al centralizar su entramado societario en Luxemburgo entre 2009 y 2013. Skype también obtuvo deducciones fiscales que alcanzarían el 95% de sus ganancias.

Grandes auditoras en entredicho

Las compañías no son las únicas que han quedado en entredicho. Las revelaciones de Lux Leaks han dejado en entredicho el trabajo de los grandes grupos de auditoría del mundo.

PwC era el único que había aparecido en los documentos hasta ahora. Las nuevas filtraciones demuestran que también firmaron los acuerdos KPMG, Ernst & Young y Deloitte.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad