Manos Limpias recurre contra su rechazo como acusación popular

stop

INICIATIVAS CONTRA LA CORRUPCIÓN

El juez Santiago Vidal

en Barcelona, 30 de marzo de 2015 (23:30 CET)

El sindicato Manos Limpias ha anunciado la inminente presentación de un recurso de amparo frente al Tribunal Constitucional contra el auto de la sección 10 de la Audiencia de Barcelona que impide su personación con acusación popular en la investigación del caso Adif. El auto, adelantado por Economía Digital, considera al sindicato una entidad pública y, por lo tanto, dice que no está legitimado para ejercer la acusación popular, un papel que corresponde al ministerio fiscal.

Reacción fulminante

Manos Limpias no ha tardado ni una semana en reaccionar contra una decisión que atenta directamente contra la línea de flotación del sindicato: el principal objetivo de esta entidad es la denuncia de casos de corrupción y consiguiente personación sistemática en los tribunales.

Los abogados del sindicato sostienen que el auto de la Audiencia vulnera directamente el artículo 125 de la Constitución. Este artículo regula "los cauces de participación de los ciudadanos con la administración de justicia que se resume en la acción popular, jurado popular y en los tribunales tradicionales".

Resolución inadmisible

Un portavoz del sindicato dice que la resolución de la Audiencia es inadmisible y supone un "arrebato injustificable" del tribunal. Esa misma fuente dice que existe una clara relación entre el auto, que considera ilegitima la personación de Manos Limpias como acusación popular, y el hecho de que se trate de la misma sala a la que perteneció el magistrado Santiago Vidal, juez denunciado precisamente por el sindicato por su participación en el estudio de la Constitución catalana.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad