Marta Rovira cuando votó el 21-D en Vic. La secretaria general de ERC se ha mantenido una semana en silencio sobre la crisis con Carles Puigdemont. /EFE
stop

ERC ha evitado la proliferación de declaraciones públicas, incluidas las de Marta Rovira, para conducir la negociación con Junts per Catalunya

Josep Maria Casas

Economía Digital

Marta Rovira cuando votó el 21-D en Vic. La secretaria general de ERC se ha mantenido una semana en silencio sobre la crisis con Carles Puigdemont. /EFE

Barcelona, 01 de febrero de 2018 (04:55 CET)

Marta Rovira se ha pasado una semana sin hacer declaraciones públicas. Ni siquiera a través de las redes sociales. La secretaria general de ERC y presidenta del grupo parlamentario republicano ha mantenido un riguroso silencio sobre la crisis con Carles Puigdemont, con quién se reunió en Bruselas a principios de enero para negociar la composición de la mesa del parlamento catalán y la investidura.

Fuentes republicanas indican que las negociaciones con Junts per Catalunya (JxC) son tan “complejas” que han evitado intencionadamente la proliferación de declaraciones en los medios. “Así nos ahorramos patinazos”, precisan estas fuentes. Sólo el portavoz del partido, Sergi Sabrià, y los diputados en el Congreso Joan Tardà y Gabriel Rufián han tenido bula. Sin embargo, mientras el portavoz del partido lanzaba mensajes de calma, Tardà –que planteó abiertamente el “sacrificio” de Puigdemont– y Rufián –que recordó que “nadie es insustituible”– echaban más leña al fuego.

En realidad, el silencio de Rovira toca a su fin. Este jueves está previsto que conceda una entrevista a la Agencia Catalana de Noticias (ANC) y que, a partir de ahora, se oiga su voz en público. A fin de cuentas, es la secretaria general del partido y la presidenta de su grupo parlamentario.

ERC ha mantenido en silencio a Marta Rovira durante una semana para evitar patinazos

En las filas de JxC están esperando con expectación las declaraciones de Rovira para saltarle a la yugular. Desde esta formación la llaman irónicamente “la valiente” porque a finales de octubre, cuando era la portavoz de Junts pel sí, presionó a Puigdemont para evitar que convocara elecciones. Ahora se resiste a investirle por vía telemática para evitar acarrear con más problemas judiciales.

El juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena ha previsto citar a declarar a Rovira, en calidad de investigada, a mediados de febrero. Por aquellas fechas también se citará a Artur Mas, Marta Pascal, Neus Lloveras, Anna Gabriel y Mireia Boya como investigados por los preparativos del referéndum del 1-O.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad