Mas justifica la abstención de CiU en la reforma de la negociación colectiva 

stop

CONCERTACIÓN SOCIAL

Josep Sánchez Llibre (CDC) en el Congreso

27 de junio de 2011 (14:20 CET)

El President de la Generalitat y secretario general de CiU, Artur Mas, ha asegurado que la propuesta de reforma de la negociación colectiva de Zapatero ha prosperado en el Congreso gracias a los nacionalistas vascos, “el aliado más tradicional del PSOE, con quien vota todos los presupuestos”. El político ha afirmado que la federación nunca iba a apoyar en solitario al Gobierno en un tema tan transcendental como este, que casi supuso una moción de confianza al Ejecutivo.

Ante los empresarios reunidos en el desayuno organizado por PwC, el President ha justificado que tras el anuncio del PNV “nuestro voto en contra servía de muy poco. Era mucho mejor abstenerse también y mejorar en el trámite parlamentario la propuesta”. Aunque fuentes empresariales cercanas a Josep Sánchez Llibre, diputado de Unió Democràtica, explican otra versión. Zapatero no les necesitaba, con la abstención de los nacionalistas vascos ya podía tirar adelante el plan, pero avisó a CiU que un voto en contra significaba que cualquier alegación con su sello caería en saco roto.

Las mismas fuentes afirman que el cambio de sentido del voto convergente en el último momento se debe a la necesidad de tener protagonismo en el Congreso, sobre todo a pocos meses de las elecciones generales. Ahora, la federación nacionalista reclamará “más flexibilidad para que las pymes puedan ajustar sus plantillas”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad