Mas se acoge al Idescat para el censo de la consulta soberanista

stop

CiU, ERC e ICV acuerdan utilizar el registro de población, al no disponer del censo del Estado

19 de diciembre de 2013 (12:32 CET)

El Govern de la Generalitat sigue su propio ritmo. Y el President Mas va cumpliendo un guión para convocar la consulta soberanista en 2014 que pasa ahora por conseguir un censo electoral. El censo está en manos del Estado, y, si no se consigue un acuerdo con el Gobierno central, el Ejecutivo catalán deberá pensar en alternativas para poder saber quién podría votar en esa consulta. La idea, por ahora, a la que se acoge CiU, ERC e ICV es utilizar el registro de población del Idescat.

La otra posibilidad sería la de solicitar a los ayuntamientos los padrones de inscritos. El problema, sin embargo, es que dependería de cada ayuntamiento, y los principales, los más importantes, están gobernados por el PSC, que no quiere participar en la consulta soberanista, si, previamente, no se llega a un acuerdo con el Gobierno central.

La paradoja es que el Govern de Artur Mas, pese a dar por sentado que será prácticamente imposible convocar la consulta, porque el Ejecutivo de Mariano Rajoy ya ha dejado muy claro que la rechaza, sigue adelante con todos sus proyectos, y está poniendo en marcha los mecanismos para celebrarla, con la fecha del 9 de noviembre de 2014.

Votantes, a partir de 16 años

La fórmula de acogerse al Idescat se prevé en la ley de consultas catalana, que se está tramitando en el Parlament y que podría estar lista en febrero. Esa ley de consultas debería ser el marco legal de la consulta si no prospera la primera opción, la de pedir en el Congreso que se transfiera la competencia a través del artículo 150.2 de la Constitución, algo que el Govern de Artur Mas ya sabe que no se aprobará.

Otra de las decisiones que se enmarcan dentro de esa voluntad de convocar la consulta es un registro para que se puedan inscribir los catalanes que lo deseen que vivan en el extranjero. En cambio, no se sabe como incorporar a los catalanes empadronados en el resto de España.

Fuentes de los distintos grupos aseguran que, por el momento, no se puede concretar más como podría ser ese censo, teniendo claro, eso sí, que podrían votar los mayores de 16 años.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad