Mena reivindica su actuación como 'conseller' en la Cambra

stop

Recuerda al empresariado catalán que actualmente existen 236 proyectos de inversión privada en Catalunya que van más allá de Eurovegas

Francesc Xavier Mena en la Cambra

18 de junio de 2012 (19:40 CET)

El conseller d'Empresa i Ocupació, Francesc Xavier Mena, ha defendido este lunes su liderazgo del departamento que marca la hoja de ruta empresarial e industrial del país. Ha escogido una comida empresarial organizada por la Cambra de Comerç de Barcelona y ha entrado en la Casa Llotja de Mar rodeado de sus dos hombre fuertes: Enric Colet, secretario general de la conselleria, y Joan Sureda, director general de Indústria.

El mensaje ha sido claro: tras dos años de austeridad en los que ha perdido el 45% del presupuesto del departamento, actualmente gestionan “236 proyectos de inversión en Catalunya”. Y van más allá de la pugna con Madrid para ganarse el favor de Sheldon Adelson y, a la vez, adjudicarse Eurovegas. Sobre el megacomplejo de ocio, asegura que el problema con el alzado de los edificios en El Prat del Llobregat (Barcelona) “de entrada era un tropiezo importante que parece ser que se ha superado”.

Reivindicaciones


Pero su discurso, como siempre muy didáctico y trufado de experiencias personales, no ha convencido del todo al auditorio. Los asistentes esperaban que desgranara información sobre el plan de industria de la Generalitat (así se convocó el evento), pero se ha limitado a recordar las actuaciones que ya ha hecho. Transitó entre reivindicar el programa Catalunya Emprèn y sacar pecho por la implementación de la ventanilla única para hacer trámites administrativos.

En cuanto a los denominados planes tractores de la hoja de ruta industrial, que llega hasta 2014, Mena se ha limitado a recordar que hay dos iniciativas aprobadas para impulsar los negocios en la comunidad: Barcelona como capital del móvil, la Mobile World Capital (MWC); y los proyectos de smart city y movilidad híbrida, en los que la capital catalana también tiene un peso importante. Asimismo, asegura que el turismo tendrá un papel destacado en este capítulo.

Al final, los asistentes le han exigido más concreción sobre las políticas que pretende realizar en el futuro. Pero el conseller se ha centrado en el presente, en defender el trabajo hecho y ha dejar claro que los próximos meses serán complicados. “Nos quedan días difíciles”, ha sentenciado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad