Obama comienza su visita oficial a Cuba

stop

Tras haber aterrizado en el aeropuerto de la capital cubana, se entrevistará con los miembros de la delegación diplomática de EEUU. El lunes se reúne con el presidente Raúl Castro

Barack Obama antes de partir hacía Cuba en marzo pasado.

Barcelona, 20 de marzo de 2016 (21:45 CET)

Hacía 88 años que un presidente de Estados Unidos no visitaba Cuba. Barack Obama ha llegado a la isla caribeña, y dio un paso más para terminar con décadas en las que las relaciones entre el país latino y el gigante angloparlante han sido frías, chocantes y con un bloqueo que se ha prolongado por más de 40 años.

El presidente norteamericano aterrizó en el Air Force 1 junto con su esposa Michelle y sus dos hijas Sasha y Maila. Las primeras actividades incluirán una reunión con personal de la recientemente reabierta embajada estadounidense en La Habana, y un paseo por el casco antiguo de La Habana, con un pase por la Catedral de la ciudad.

El lunes, será el histórico encuentro entre Obama y Raúl Castro, en el que buscarán seguir con el deshielo en las relaciones entre ambos países.

La visita, como era previsible, trae movimientos políticos a la isla. Poco antes de la llegada de Obama, una manifestación del grupo opositor Las damas de blanco fue disuelta por policías y partidarios del gobierno de Castro. 

En búsqueda de negocios

Obama no llega solo, sino que es acompañado por una nutrida delegación comercial, encabezada por la secretaria de Comercio de EEUU, Penny Pritzker. Mañana se celebrará un foro de negocios entre Cuba y EEUU, en el que participarán empresas de los dos países, que por la parte cubana no se restringirá a empresas estatales, sino que también se contará con emprendedores y cooperativistas del emergente sector privado de la isla.

En los días previos a la visita de Obama se han anunciado varios acuerdos empresariales, como el firmado por la empresa estatal de comunicaciones de Cuba, Etecsa, con Verizon para roaming directo; o con el grupo estadounidense Starwood para operar dos hoteles de La Habana; además de restablecerse el pasado miércoles el correo postal directo entre los dos países, tras más de 50 años de ausencia de este servicio.

Además, la empresa Airbnb anunció hoy mismo una ampliación de su licencia, por la que turistas de todo el mundo, y no solo de EEUU como hasta ahora, podrán alojarse en las 4.000 residencias que tiene en Cuba.

Los españoles también siguen con atención el acercamiento entre el gobierno de Castro y el de Obama. Una compañía catalana espera que la visita del presidente de Estados Unidos permita revertir las propiedades de españoles que fueron confiscadas por el régimen castrista después de la revolución que lo llevó al poder, en 1959.

 

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad