Obras en Cibeles: Carmena meterá a 400 trabajadores en el despacho de Gallardón

stop

TRANSFORMACIÓN EN EL AYUNTAMIENTO

El exalcalde, Alberto Ruiz Gallardón, en el Palacio de Cibeles.

Madrid , 07 de julio de 2015 (22:17 CET)

La revolución Carmena ha llegado también al Palacio de Cibeles. La alcaldesa de Madrid ha dado la orden de transformar las enormes estancias creadas a gusto del exalcalde Alberto Ruiz Gallardón en un espacio diáfano, de trabajo colectivo, sin grandes estancias ni lujos minimalistas.

Manuela Carmena ha encargado a un equipo de arquitectos elaborar una propuesta para transformar los espacios suntuosos del exalcalde del PP, ubicados en la cuarta planta del Palacio de Cibeles. La alcaldesa asegura que le sobra espacio, que no necesita tantos despachos y salas de reuniones.

Los arquitectos han hecho un primer cálculo en el recinto compuesto por salas de reuniones y espacios anexos, entre los que se encuentra un comedor personal concebido por el alcalde. En total, pueden instalarse 400 trabajadores, de acuerdo con los primeros cálculos de los arquitectos. El gobierno local aún no ha decidido qué equipos municipales desperdigados en diferentes inmuebles en Madrid serán trasladados a la nueva sede.

Espacios abiertos y sin barreras

La decisión fue comunicada por la propia alcaldesa a los representantes de Somos Sindicalistas, movimiento sindical surgido al calor del 15-M que ha quedado en segunda posición en la Agencia Tributaria del Ayuntamiento y en primera posición en el Ministerio de Economía.

Los representantes de Somos Sindicalistas se reunieron este martes con la alcaldesa y con la gerente del Ayuntamiento, Carmen Román, que mantuvieron entrevistas con los principales sindicatos madrileños. El grupo planteó a las responsables municipales las inquietudes de los trabajadores y ciudadanos, entre ellas, el dispendio en los alquileres de edificios municipales.

Carmena coincide en que el Ayuntamiento tiene un exceso de gasto en alquileres municipales, tomando en cuenta que el gobierno municipal dispone de 866 edificios vacíos. La alcaldesa ha asegurado que el primer paso para racionalizar la situación será ceder el espacio propio. Dice que los despachos cerrados son cosa del pasado. Carmena quiere trabajar en ambientes diáfanos y abiertos, donde los responsables tengan contacto directo con los trabajadores.

Mayordomo personal y vistas a Cibeles

El despacho de Gallardón, de 80 metros cuadrados, cuenta además con salas de reuniones y espacios anexos, entre ellos el polémico comedor de 50 metros cuadrados adicionales. Allí el exalcalde mantenía a su mayordomo particular que cobraba más de 37.000 euros al año y cuya única función era servir la comida a Gallardón, según explican los trabajadores del Ayuntamiento. En ocasiones también servía café.

El espacio, decorado con diseño minimalista, mide algo más que el Despacho Oval de la Casa Blanca, según denunció en su día UPyD. La oficina, con entrada directa desde la calle de Alcalá, tiene vistas a Cibeles y a la Casa de América. Las reformas del Palacio, un proyecto personal del alcalde, fueron presupuestadas por 67 millones de euros pero terminaron costando 138 millones, según desveló el gobierno municipal el año pasado. El traslado del Ayuntamiento de la Plaza de la Villa, donde se ubica la sede histórica, tuvo un coste total de 500 millones de euros.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad