El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, en una fotografía de archivo

Pedro Sánchez remodela TVE a su medida: 'Operación Enric Hernández'

stop

Sánchez fuerza el nombramiento de Enric Hernández como jefe de informativos de RTVE antes de las posibles elecciones para evitarse disgustos en el debate

Barcelona, 05 de septiembre de 2019 (04:55 CET)

Quienes tratan con el todopoderoso Iván Redondo, el asesor áulico de Pedro Sánchez, dicen que sólo admite un error durante la última campaña de las elecciones generales: "Falló el debate en TVE". Y Sánchez ya ha tomado medidas para que eso no vuelva a pasar ante la posible repetición de elecciones.

La administradora única provisional —provisional es un decir porque lleva en el cargo un año y un mes— de RTVE, Rosa María Mateo, comunicó este miércoles una contundente renovación de la cadena pública que cogió a muchos por sorpresa.

De un plumazo, cambió la dirección de TVE dejándola en manos de David Valcarce, un experimentado técnico de la casa. Y, sobre todo, creó una nueva dirección de Información y Actualidad de RTVE que asignó al exdirector de El Periódico de Catalunya Enric Hernández. La operación tiene un enorme alcance político.

Hernández se sitúa jerárquicamente por encima de la directora de informativos de TVE, Begoña Alegría, y del director de los de RNE, Raúl Heitzmann, ambos nombrados hace poco más de un año por la propia Rosa María Mateo.

Hernández, "el gran capitoste" 

"Enric Hernández pasa a ser el gran capitoste de TVE. Pasa a dominar un superárea que no sólo incluye el mando de los informativos de TVE, RNE y de las plataformas digitales, sino también del área de actualidad. Esto último es muy importante porque significa el control de programas de TVE como Los Desayunos, La Mañana y España Directo, todos ellos muy golosos para la politización", dicen fuentes de la casa.

Tan goloso que este mismo martes pudo verse a la ministra de Educación, Isabel Celáa, en La Mañana, comentando la vuelta al cole amablemente con mensajes como que "a los niños hay que enseñarles a comer y animarles a que hagan más deporte". 

El superárea que pasa a controlar Enric Hernández deja, en consecuencia, una dirección de TVE exigua como nunca de competencias. "David Valcarce es eficaz en lo suyo, en todo lo que tiene que ver con el despliegue técnico. Pero no tiene ninguna experiencia con los contenidos, ni en programación, ni ha tratado nunca con las productoras. Por tanto, el director de contenidos que designó Rosa María Mateo, Fernando López Puig, va a tener las manos libres para las compras y para las operaciones porque el nuevo director de TVE no va a plantar batalla en un área que no conoce", apuntan conocedores del funcionamiento de TVE.

Con el nuevo esquema de David Valcarce, Fernando López Puig y Enric Hernández, el presidente del Gobierno en funciones se asegura una RTVE a su medida. Ya sólo quedará una pieza por mover y es la de Rosa María Mateo, quien, pese a todo, ha mantenido tensiones con Moncloa, algunas muy recientes relacionadas con la periodista que TVE incrustó en el Open Arms para desesperación del Gobierno. "Moncloa no se acaba de fiar de ella", aseguran algunas voces.

La caída de la audiencia en TVE

Pese a las claras intenciones políticas de estos nombramientos, la principal patata caliente que tendrá que afrontar el exdirector de El Periódico será el desplome de los informativos de la televisión pública, que hace tiempo que perdieron el liderazgo y siguen en caída libre.

A principio del año pasado, el telediario de La1 era el informativo más visto al mediodía de lunes a domingo y las noches de los fines de semana y, sumando todas sus ediciones, y contabilizando también la audiencia que lo veía en la emisión simultánea en el Canal 24 horas, era el líder, con una audiencia media que rozaba los dos millones y medio de espectadores.  Los dos últimos meses, julio y agosto, la cifra se ha quedado en menos de la mitad: apenas 1,2 millones, según los datos de la consultora Barlovento Comunicación.

Las audiencias del Telediario empezaron a zozobrar en la primavera del año pasado y, tras la moción de censura que propició el vuelco en la Moncloa y el nombramiento de Rosa María Mateo como administradora única de RTVE, ya no ha vuelto a levantar cabeza. Los telediarios tuvieron una audiencia media de 2,1 millones en marzo y abril de 2018; 1,95 en mayo; 1,75 en junio, y 1,6 en julio, último mes en que, contando a los espectadores del Canal 24 Horas mantuvieron el liderazgo.

Antena 3 supera a TVE

El nombramiento de Alegría en sustitución de José Antonio Álvarez Gundín no sirvió para reconducir la situación. En agosto, con menos de 1 ,5 millones, los informativos de La1 fueron desbancados por los de Antena 3, y ya no han vuelto a recuperar el liderazgo perdido, pese al repunte registrado los últimos meses del año pasado y los primeros de este 2019, y que tuvo su punto culminante en enero, cuando volvieron a superar los dos millones de espectadores, aunque para entonces ya llevaban tres meses instalados en la tercera posición, superados también por los informativos de Telecinco.

Es ahí donde siguen, pero cada vez con menos seguidores: 1,87 millones  en febrero; 1,79 en marzo; 1,73 en abril; 1,58 en mayo, y 1,5 en junio. Los meses de julio y agosto, que siempre son los peores en términos de audiencias de informativos, han hecho este año tocar fondo a los de la televisión pública.

Hemeroteca

Pedro Sánchez RTVE
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad