Pimec quiere blindar a clases medias y pymes de cualquier incremento fiscal

stop

La patronal bendice el pacto CiU-ERC en la Generalitat porque ofrece estabilidad

Josep González, presidente de Pimec

19 de diciembre de 2012 (14:13 CET)

El pacto de CiU y ERC para gobernar la Generalitat ha recibido el visto bueno de la patronal de las pequeñas y medianas empresas de Catalunya, Pimec, este miércoles. Pero con un matiz importante: que ningún incremento de la fiscalidad que se plantee en los próximos meses “afecte más a las clases medias y pymes”, en palabras del presidente de la institución, Josep González.

El empresario ha defendido que el pacto permite la difícil gobernabilidad catalana tras las elecciones del pasado noviembre. Y, en un ejercicio que él mismo tacha de “positivista”, declara que suenan bien algunas notas del programa de gobierno de los republicanos: “Que Catalunya sea un país industrial o que se aplace el IRPF para los autónomos”. Aunque evita cualquier otra valoración en profundidad sobre el pacto. “Ya juzgaremos la realidad en cada momento”, añade.

Neutralidad política


La cúpula de Pimec ha hecho de la neutralidad su bandera a la hora de posicionarse en el panorama político catalán que ha abierto la X Legislatura. Sobre la consulta independentista, González ha asegurado que no tienen nada que decir en contra ni tampoco serán los impulsores natos, si se toma como base la encuesta que hicieron sobre el estado propio entre sus asociados. Incluso ha resaltado que otros sondeos “como el de la Cambra de Comerç de Barcelona”, que lo ha hecho junto a una empresa profesional, da el mismo resultado que el de ellos. Eso sí, afirma sin tapujos que cualquier pregunta sobre el estado propio se debe hacer dentro de un marco legal, “catalán y autorizado por Madrid”.

También ha reclamado a Rajoy que asuma finalmente el liderazgo necesario para que las relaciones entre Madrid y Barcelona sean menos tensas que las actuales. Reclama que el presidente “pase de las palabras a los hechos”. González acusa al Ejecutivo del PP de “lanzar ofensivas” de forma reiterada contra Catalunya, como la reforma educativa que pretende hacer el ministro José Ignacio Wert.

La cúpula de Pimec habla de un contexto político requiere “responsabilidad y grandeza”. Y eso “quiere decir renunciar a las aspiraciones personales”. Su presidente asegura que el derecho a decidir es una argamasa para fraguar pactos en otro sentido entre CiU y ERC, como en los ajustes presupuestarios que se necesitarán. “Aún no hemos agotado la posibilidad de no hacer recortes sociales. Se puede ajustar en las administraciones”, declara.

Objetivos patronales de 2013


Más allá del marco político, la cúpula de la patronal (que cerrará el ejercicio con superávit) ha detallado que su carta a los reyes magos incluye reestablecer las bonificaciones a la contratación; implementar medidas que fomenten la capitalización de las empresas; cumplir con la ley contra la morosidad, que ellos impulsaron; modificar las leyes concursales para que las compañías tengan un protocolo para solicitar de forma voluntaria la medida y reactivar el crédito bancario a las pymes, el gran problema de los empresarios en España.

También ha anunciado que Pimec pondrá en marcha una nueva asesoría concursal para pymes y que ya trabajan en un estudio sobre la economía sumergida. Aunque el reto más curioso de la patronal es “bajar la media de edad e incluir más mujeres en los órganos de gobierno”. Tienen 12 meses.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad