El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, y el portavoz de los comunes, Jaume Asens, en el pleno de investidura de Pedro Sánchez, el 22 de julio de 2019 en el Congreso de los Diputados. Foto: EFE/Ballesteros

Podemos lamenta el ninguneo de Pedro Sánchez

stop

Podemos afea que Pedro Sánchez solo dedicase tres minutos de su intervención a buscar públicamente su apoyo en la investidura

Economía Digital

El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, y el portavoz de los comunes, Jaume Asens, en el pleno de investidura de Pedro Sánchez, el 22 de julio de 2019 en el Congreso de los Diputados. Foto: EFE/Ballesteros

Barcelona, 22 de julio de 2019 (15:04 CET)

La formación de Pablo Iglesias, Unidas Podemos, sale del pleno de la investidura de Pedro Sánchez con un sabor amargo. El presidente del Gobierno en funciones ofreció un discurso lleno de matices sociales a la medida de sus socios, pero con una única mención –al final de su intervención– al partido con el que se pasó el fin de semana negociando un acuerdo de investidura.

De ello se hizo eco Jaume Asens al finalizar la primera parte del pleno, en declaraciones recogidas por 324. El portavoz en el Congreso de En Comú Podem, una confluencia de Podemos, lamentó las nulas referencias a la formación que representa y tildó de muy "breve" la alusión al partido de Iglesias, quien durante la intervención de Sánchez se mostró con suma seriedad y poco ímpetu.

Fuentes de Podemos admitieron a Efe su malestar tras escuchar el discurso de investidura porque entiende que Sánchez sigue teniendo la misma actitud de "superioridad" que hace dos meses como si no tuviera necesidad de negociar con la formación morada. Se comportó "como si tuviera mayoría absoluta", dijeron, sin ocultar su pesimismo ante las negociaciones.

Además, la periodista Luz Sánchez-Mellado afirmó en un streaming de El País que Iglesias se pasó las dos horas del discurso de Sánchez entre mensajes de Whatsapp y apuntes en su libreta que previsiblemente utilizará en su turno de réplica, la tarde de este lunes. El líder de Unidas Podemos solo se sintió aludido durante una ocasión en toda la intervención de Sánchez.

Y es que Sánchez solo dedicó tres minutos a Unidas Podemos en un discurso de más de 120 minutos; es decir, apenas el 2,5% de su contenido fue un mensaje público para conseguir el apoyo de sus socios.

Sánchez agradece "muy señaladamente" a Podemos

Antes de dirigirse a la "bancada conservadora" para pedir gratis que retiren las barreras en la investidura para que "España tenga gobierno", Sánchez aseguró que "los españoles nos han pedido avanzar y estamos en condiciones de hacerlo, en base a acuerdos con distintos grupos parlamentarios a los cuales quiero agradecer su interlocución".

El líder socialista hizo hincapié en el agradecimiento "muy señaladamente al grupo parlamentario de Unidas Podemos". "Señoras y señores diputados, procedemos de dos tradiciones distintas de la izquierda", dijo Sánchez. "Hasta ahora, hemos hablado mucho de nuestras diferencias, y estamos comprobando que no es sencillo alcanzar un punto de encuentro", añadió.

El candidato a la investidura prosiguió afirmando que "nada que merezca la pena es fácil, y lo que tenemos por delante merece mucho la pena". Y continuó: "Tenemos sobre nosotros la mirada esperanzada de millones de compatriotas", exhortando a Podemos con que "nos corresponde trabajar para culminar a un acuerdo y después tenemos la posibilidad de sacar adelante todo aquello en lo que coincidimos".

Lo que une al PSOE y a Unidas Podemos, según Sánchez, es "la promesa de la izquierda, un progreso ecológicamente sostenible y la distribución justa de ese progreso; una sociedad de hombres y mujeres libres e iguales en armonía con la naturaleza".

Iglesias y Asens no aplauden la referencia a Podemos de Sánchez

Pronto a acabar su intervención, el presidente del Gobierno ha dicho, siempre mirando a Podemos: "Muchas personas han puesto un gran esfuerzo y una gran ilusión en que uniéramos nuestras fuerzas, pero también en que uniéramos mucho más que nuestras fuerzas, que uniéramos nuestra sensibilidad, nuestra inteligencia, nuestra experiencia para mejorar la vida de la gente y de este modo cambiar la historia de España".

Y concluyó: "Debemos atender a esa llamada y debemos hacerlo guiados por el ejemplo de las generaciones que nos precedieron y de la Constitución que nos legaron". Asens e Iglesias, que estaban sentados al lado en el hemiciclo, no aplaudieron y, más bien, mantuvieron sus miradas y actitudes de plena seriedad en todo momento.

Se espera que la réplica de Iglesias al discurso de Sánchez tome lugar la tarde de este lunes, después de las intervenciones de Pablo Casado y Albert Rivera, los líderes del PP y Ciudadanos.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad