Pedro Sánchez se somete desde este lunes al debate de investidura en el Congreso de los Diputados

Pedro Sánchez ordena al PSOE un pulso al límite con Podemos

stop

Los equipos negociadores de PSOE y Podemos mantienen en el aire el acuerdo de gobierno a las puertas del debate de investidura

Barcelona, 22 de julio de 2019 (11:01 CET)

Pedro Sánchez ha ordenado al PSOE llevar al límite la negociación con Podemos. A las puertas del debate de investidura en el Congreso de los Diputados, que comienza este lunes a las 12.00 horas, los equipos negociadores de ambos partido no han logrado todavía cerrar un acuerdo de gobierno, ya que, según Podemos, los socialistas sólo ofrecen responsabilidades "simbólicas" a los de Pablo Iglesias.

La formación morada ha expresado su malestar con los socialistas, ya a lo largo de las últimas 48 horas no ha detectado ningún paso decidido por parte del PSOE para completar con éxito las conversaciones. 

El enfado de Podemos se basa en la desconfianza del PSOE respecto a sus socios, ya que Sánchez ha dado la instrucción de no ceder ministerios sin que los socialistas puedan supervisarlos. Según Podemos, el presidente del Gobierno en funciones no quiere compartir ni un solo ministerio con Podemos desde donde los de Iglesias puedan dar vuelo a las políticas sociales que ellos desean.

Podemos desea dejar su huella en el Gobierno en materias como un nuevo salario mínimo de 1.200 euros, los permisos de paternidad y maternidad iguales e intransferibles, educación universal gratuita de 0 a 3 años, una rebajada factura de la luz y un inédito impuesto a la banca. Todo ello provoca las suspicacias del PSOE y afecta a ministerios clave como el de Hacienda y el de Trabajo.

El atasco de PSOE y Podemos

El PSOE, por su parte, está evitando dar detalle sobre el atasco de las conversaciones y sólo Podemos ha optado por filtrar su contrariedad para forzar a los socialistas a realizar cesiones. Los de Iglesias subrayan que han sacrificado a su líder como futuro ministro para facilitar el gobierno de coalición con el PSOE y ahora esperan la correspondiente recompensa.

En paralelo, los partidos soberanistas observan con expectación la evolución de las conversaciones entre PSOE y Podemos. ERC y el PNV aseguran que no han recibido la llamada de los socialistas en busca de su apoyo. Sin embargo, ambos partidos optarán por la abstención en la investidura, con casi total seguridad, con el propósito de permitir la puesta en marcha del gobierno de Sánchez.

A falta de cerrar los apoyos necesarios para la investidura, el equipo negociador de Sánchez —compuesto por la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo; la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, y la ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero— mantiene el pulso con el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y el responsable de Acción de Gobierno y Acción Institucional, Pablo Echenique.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad