Preston cree que Cataluña ha girado al independentismo por la crisis

stop

El hispanista considera que el desenlace de la actual situación dependerá de lo que pase en las elecciones del 20D

El hispanista y escritor Paul Preston / EFE

en Barcelona, 15 de noviembre de 2015 (17:49 CET)

El hispanista Paul Preston, que acaba de reeditar su biografía sobre Franco, actualizada, ve el asunto catalán "muy complicado". "No hay respuesta fácil para entender cómo se ha llegado hasta aquí, pero seguro que si no hubiera habido una crisis económica tan aguda, no habríamos llegado al punto actual".

"No hay contestaciones tajantes. Hay que remontarse, como mínimo hasta el esfuerzo de la reforma del Estatut hace unos años. Hay culpas en ambas partes. Creo que si los partidos en Madrid hubieran obrado de otra forma no se habría llegado a la situación actual", subraya a Efe el historiador, experto en la historia contemporánea española.

No obstante, Paul Preston (Liverpool, 1946) afirma que el futuro de Cataluña "va a depender mucho de las próximas elecciones generales".

 "La Transición fue la mejor posible"

Preston, que ocupa la cátedra Príncipe de Asturias de Historia de Historia Contemporánea Española, considera que aquellos que cuestionan ahora la Transición "o no estaban o se han olvidado del contexto tan arriesgado y peligroso que había".

"Sigo pensando que la Transición era la mejor posible en esas circunstancias -argumenta Preston-. No cabe duda de que hubo grandes errores, como la solución autonómica, que se hizo de forma que ha creado muchos problemas posteriores; pero si se tiene en cuenta que desde la muerte de Franco había fuerzas armadas entrenadas con la idea de que el gran enemigo era interior, no exterior, el proceso de la Transición se hizo bastante bien".

"Fue un error crear 17 comunidades autónomas"

"El viaje desde la muerte de Franco hasta las primeras elecciones de 1977 se hizo muy bien dentro de ese contexto peligroso, ya digo. Luego hubo errores, como por ejemplo, el tema de la memoria histórica, que se podía haber tratado mucho antes, y también el hecho crear 17 comunidades autonómicas, algo que me parece un error", subraya el historiador.

Preston también asegura que los últimas revelaciones sobre la vida personal del Rey Juan Carlos "no deben borrar las hazañas del Rey hasta los años 80. Lo que le debe España es imposible de cuantificar y en ese sentido, mi admiración hacia su figura sigue intacta".

Sólida admiración por Juan Carlos I

"Además, sin entrar en psicología barata -sostiene-, en mi biografía sobre él, entré mucho en el tema del impacto psicológico de esa niñez y esa adolescencia robada que tuvo. Por eso mi admiración es muy sólida. Incluso después del tejerazo, en el periodo en el que Juan Carlos ya no era el bombero de la Democracia, fue un magnífico embajador de su país".

"Las cosas que han pasado después son lamentables, y qué puedo decir, quizá por la edad, por necesidad de descansar, por buscar algún premio para sus esfuerzos... en fin, yo no soy nadie para enjuiciar", asegura Preston, un enamorado de España desde que llegó al país a finales de los 60.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad