El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont ha sido un gran aficionado a las videoconferencias cuando no gozaba de inmunidad. Foto: EFE/Quique García

Puigdemont se da un baño de masas en respuesta a la mesa de diálogo

stop

ERC reduce representación en la comparecencia del ex presidente en su aparición a las puertas de la frontera española

Economía Digital

El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont ha sido un gran aficionado a las videoconferencias cuando no gozaba de inmunidad. Foto: EFE/Quique García

Madrid, 29 de febrero de 2020 (09:58 CET)

Perpiñán (Francia) acoge este sábado a miles de independentistas que acudirán a ver al líder de JxCat, Carles Puigdemont, muy cerca de su casa, un acto en el que también participa ERC, aunque con menor entusiasmo y representación, en un momento de división entre los dos socios del Govern. El ex presidente catalán no ha querido perder la oportunidad de buscar su nicho de protagonismo tras la puesta en marcha de la Mesa de Diálogo entre el gobierno de Pedro Sánchez y la Generalitat de Cataluña.

Así, en un las típicas performance que le gustan al ex presidente catalán, que sigue huído de la Justicica española, está previsto que el Parque de las Exposiciones de la localidad francesa albergue el primer gran acto organizado por el denominado Consejo por la República, el ente creado por Carles Puigdemont en Bélgica.

A las 12 del mediodía comenzará el acto político con las intervenciones del mismo Puigdemont y de los también eurodiputados de JxCat, Toni Comín y Clara Ponsatí.
También participarán, pero a través de video o carta, la secretaria general de ERC residente en Ginebra (Suiza), Marta Rovira, y los políticos presos Oriol Junqueras, Carme Forcadell, Joaquim Forn, Dolors Bassa, Jordi Turull, Josep Rull, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart.

El acto, además, muestra la clara división entre el independentismo catalán. JxCat es la formación convocante, mientras que ERC lo mira con más distancia y la CUP se da de baja porque lo entiende como un acto de partido.

Carles Puigdemont y su voz en la Mesa de Diálogo

El momento elegido para esta reaparición de Carles Puigdemont es practicamente coincidente con el apoyo de ERC a la aprobación por el Congreso de los diputados de la propuesta de techo de gasto y senda presupuestaria del gobierno de Pedro Sánchez; algo de lo que se desmarcó JxCat, que decidió votar en contra, igual que en la investidura de Sánchez.

El no se produjo justo un día después de la reunión con Moncloa, lo que pone de manifiesto la división entre los socios del gobierno de la Generalitat. De forma táctica Quim Torra, además, mantiene la incógnita sobre cuándo convocará elecciones en Cataluña, a pesar de haberlas anunciado. Esta jugada, complica la estrategia de Pedro Sánchez, volcado en tratar de sacar adelante los Presupuestos de 2020.

Puigdemont, por su parte, espera dar un golpe de efecto en Francia. Aprovechando la cercanía de la localidad francesa con Cataluña se han movilizado centenares de autocares procedentes de diferentes puntos. Además, también hay conexión directa con tren.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad