Carles Puigdemont y, en segundo término, Quim Torra, durante una rueda de prensa en Bruselas. EFE
stop

Puigdemont consigue 200.000 votos más que la de Junqueras en las elecciones europeas. Toni Comín también consigue acta de eurodiputado

Anna Pujol

Carles Puigdemont y, en segundo término, Quim Torra, durante una rueda de prensa en Bruselas. EFE

Barcelona, 26 de mayo de 2019 (23:20 CET)

La campaña como "presidente exiliado" le ha salido bien a Carles Puigdemont, que se ha impuesto en las elecciones europeas al que fuera su socio de gobierno y vicepresidente, Oriol Junqueras. La candidatura encabezada por el expresident ha sido la más votada en Cataluña.

En concreto, Junts per Catalunya (JpC) ha obtenido en Cataluña más de 950.000 votos (un 28,57%), que se materializan en 2 escaños (el de Puigdemont y el de Toni Comín). Puigdemont se impone así a Junqueras, cuya candidatura Ahora Repúblicas —la coalición integrada por Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), Bildu y el BNG— logró unos 200.000 votos menos. 

La figura de Puigdemont vende, y JpC lo sabe y exprime la idea de que el líder independentista se encuentra en Bruselas buscando el favor de Europa y trabajando para conseguir la independencia de una eventual república catalana, para así reivindicarle como un presidente legítimo desterrado.

El conflicto con la Junta Electoral Central (JEC), cuando esta vetó la candidatura del expresidente catalán y a sus dos ex consellers Toni Comín y Clara Ponsatí y acabó siendo desautorizada por los tribunales, no hizo más que reforzar la imagen de presidente legítimo destronado por la justicia española que tienen de él sus seguidores.

El resultado acredita que Puigdemont mantiene su ascendente sobre el independentismo, en cuyo seno cada contienda electoral se convierte en una pugna por la hegemonía entre JpC y ERC desde que los de Junqueras decidieron ignorar los llamamientos de los neoconvergentes a las listas únicas.

Esta división entre los partidos independentistas ya hace meses que se refleja también en el Parlamento y en el ámbito municipal, y se ha acentuado con la concatenación de citas con las urnas de esta primavera.

Puigdemont necesita recoger su acta en Madrid

Ahora que Puigdemont ha conseguido los votos necesarios para poder sentarse en el Parlamento Europeo se reabre la cuestión sobre si será detenido si vuelve a España a recoger su acta de diputado. El expresidente catalán lleva desde que arrancó la carrera electoral asegurando que dichos votos le garantizan la inmunidad diplomática propia de los eurodiputados, un extremo que ha sido desmentido por la propia Eurocámara.

Tanto el organismo europeo como la JEC han insistido en que, para tomar posesión de su cargo, deberá acudir a la sede de la junta en Madrid para recoger su acta de eurodiputado, sin la cual no puede ejercer como tal. Por el momento, el líder independentista sigue insistiendo en su plan para volver a España sin ser detenido, aunque tanto él como Comín y Ponsatí tienen una orden de detención a nivel nacional.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad