Pujol no quiere comparecer ante la juez y recurre la imputación

stop

ESTRATEGIA JURÍDICA

Jordi Pujol, en el Parlament

Barcelona, 24 de diciembre de 2014 (12:54 CET)

En el escrito de autoinculpación de Jordi Pujol del 25 de julio, en el que admitía que había tenido una cuenta oculta en Andorra durante 34 años, el ex President mostraba su disposición para colaborar con la Justicia en todo lo que considerara necesario. Pero Jordi Pujol está haciendo todo lo contrario.

La estrategia de la defensa del ex President es, precisamente, la de obstaculizar la relación con la Justicia. Y ha decidido ahora presentar un recurso a la citación de la juez, como imputado, prevista para el 27 de enero. Ese día deberá comparecer él mismo, su esposa Marta Ferrusola, y tres de sus hijos.

Con el recurso lo que se pretende es anular esa citación. La defensa pide que se revoque su imputación y la de cuatro miembros de su familia ante la "ausencia de indicios" de delito contra la Hacienda Pública y blanqueo de capitales.

Una citación basada en la confesión de Jordi Pujol


En el escrito que ha presentado ante el Juzgado de Instrucción 31 de Barcelona, los letrados piden "dejar sin efecto" el auto de imputación del expresidente; su mujer, Marta Ferrusola, y sus hijos Marta, Mireia y Pere.

Todos ellos están acusados, dentro de la investigación abierta por la juez de Barcelona Beatriz Balfagón a partir de la confesión del propio President, de que la familia ha tenido dinero sin regularizar en el extranjero durante tres décadas. El argumento de Pujol es que procede de una herencia de su padre, Florenci Pujol.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad