Quim Torra se fotografió con un lazo amarillo en el Parlament, uno de los primeros gestos simbólicos de los muchos que piensa adoptar

Quim Torra debutará con una batería de medidas simbólicas

stop

Quim Torra se prepara para restituir a dos consejeros encarcelados de Junts per Catalunya, mientras ERC abre una etapa con nuevas caras (sin presos ni fugados)

Marcos Pardeiro

Economía Digital

Quim Torra se fotografió con un lazo amarillo en el Parlament, uno de los primeros gestos simbólicos de los muchos que piensa adoptar

Barcelona, 15 de mayo de 2018 (04:55 CET)

Los amantes de la épica y el simbolismo que suelen caracterizar a los dirigentes soberanistas pueden sentirse de enhorabuena con el presidente electo de la Generalitat, Quim Torra. Quienes aborrecen estas prácticas, en cambio, van a tener que tomárselo con calma porque Torra se prepara para una primera —y generosa— entrega de epopeya nacionalista.

Torra, el presidente presidido por Carles Puigdemont, es el heredero de un gobierno de la Generalitat que, de entrada, no va a presentar rastro alguno de su huella. Todo le va a venir dado al nuevo president: ya tiene escuderos, ya tiene hombres y mujeres fuertes escogidos para su gobierno y, por si arrastra alguna duda, hoy, martes, recibirá el manual de instrucciones en Berlín de la mano de su hacedor.

Todo le va a venir dado al nuevo president: sus escuderos y sus consejeros

Antes de aterrizar en Berlín, el Rey Felipe VI habrá sancionado la designación de Torra como president. A partir de ahí, la Generalitat podrá organizar mañana, miércoles, la ceremonia de toma de posesión —habrá que prestar atención al juramento del cargo— y, de inmediato, podrá nombrar a los consejeros que no ha seleccionado, pero que sí que ha aceptado.

Tres de ellos satisfarán plenamente a los adictos a lamerse las heridas, puesto que dos exconsejeros encarcelados (Jordi Turull y Josep Rull) serán restituidos como titulares de los departamentos de Presidencia y de Territorio, mientras que el fugado Lluís Puig recuperará su cartera de Cultura. Todo será por poco tiempo porque la ley no contempla que los consejeros pueden ocupar el puesto de forma no presencial.

Las diferencias entre Junts per Catalunya y ERC

La restitución simbólica, por tanto, se completará con el nombramiento de tres mencionados consejeros que fueron cesados en virtud del artículo 155. Todos ellos pertenecen a Junts per Catalunya. Los dirigentes de ERC, en cambio, ha optado por abrir una nueva etapa, por cambiar de caras.

Oriol Junqueras, Raül Romeva, Carles Mundó, Dolors Bassa y Meritxell Serret fueron sondeados respecto a su deseo de recuperar el cargo. Todos rechazaron la restitución. Todos optaron por abrir paso a nuevas figuras y por ponerse a disposición de sus respectivos sucesores en Economía, Exteriores, Justicia, Trabajo y Agricultura.

Toni Comín apura sus posibilidades para una restitución simbólica de la mano de Puigdemont

Existe un espeso silencio en la familia de ERC sobre Toni Comín, el exconsejero de Salud, que, en principio no ha sido sondeado a diferencia del resto de exconsejeros de ERC. Lo cierto es que la dirección de ERC ha elegido a Joan Ignasi Elena para este departamento, pero Comín apura sus posibilidades para ser restituido intentando hacer valer su buena relación con Puigdemont.

Los pesos pesados

Torra, sea como fuera, se encontrará al consejero de Salud que le elijan. Y también se hallará con una dirigente llamada a tener una influencia creciente en el gobierno catalán. Se trata de la portavoz de JpC, Elsa Artadi, que, en principio podría asumir la cartera de Empresa, si bien aún está pendiente de saber el dibujo final del organigrama. También podría desempeñarse como portavoz de la Generalitat.

La diputada y exdirectora de la Institució de les Lletres Catalanes, Laura Borràs, por su parte, se perfila para Cultura tomando el relevo de Lluís Puig —una vez concluya su simbólica restitución—, y el director del Incasòl Damià Calvet, es favorito para ocupar Territorio —tras el paso de Rull—.

Pere Aragonès, Elsa Artadi, Ester Capella y Teresa Jordà tienen un puesto garantizado

Uno de los valores con más proyección del Pdecat, el diputado y alcalde de Mollerusa (Lleida), Marc Solsona, podría integrarse en el gobierno al frente de la cartera de Gobernación. Y el expresidente de la Asociación Catalana de Municipios y exalcalde de Premià de Mar (Barcelona), Miquel Buch, tiene muchos números para ser el titular de Interior.

Por parte de ERC, ya hay tres que están totalmente confirmados: Pere Aragonès (vicepresidente y conseller de Economía), Ester Capella (Justicia) y Teresa Jordà (Agricultura), mientras que se perfila también el diputado Chakir El Homrani como consejero de Trabajo y Asuntos Sociales.

Por lo que respecta al Departamento de Asuntos Exteriores y Relaciones Institucionales, el nombre del titular permanece abierto después de que el eurodiputado de ERC Jordi Solé se haya autodescartado.
 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad