Pedro Sánchez y Quim Torra durante su primera reunión en la Moncloa, en julio. EFE

Quim Torra sabotea los planes de Pedro Sánchez en Barcelona

stop

La Generalitat desmiente al Gobierno después de dar por hecha una entrevista entre Torra y Sánchez el próximo 21-D en Barcelona

Barcelona, 30 de noviembre de 2018 (19:37 CET)

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha dado este viernes por hecho que Pedro Sánchez y Quim Torra mantendrán su segundo encuentro el 21 de diciembre, coincidiendo con el desplazamiento del conjunto del ejecutivo a Barcelona para celebrar el Consejo de Ministros, pero la Generalitat la desmiente. En el gobierno catalán están molestos por el portazo de Sánchez a su intento de convertir esa cita en una cumbre entre ambos ejecutivos, y ahora se hacen de rogar.

Calvo admitió que el Gobierno todavía no ha citado formalmente a Torra, pero insistió en que se hará cuando esté preparada "toda la logística" de esa reunión ministerial, la segunda que Sánchez celebrará fuera de Madrid tras la que se llevó a cabo el 26 de octubre en Sevilla. El plan del ejecutivo del PSOE es repetir el protocolo que se llevó a cabo entonces, y que incluyó un encuentro entre Sánchez y la presidenta andaluza, Susana Díaz en el marco de la "normalidad institucional", dijo la vicepresidenta.

Lo que se descarta, como ya había quedado claro y reiteró también Calvo, es un encuentro bilateral entre el conjunto del Gobierno y la Generalitat. Sánchez no está por la labor de poner en escena lo que pretendía Torra: una cumbre bilateral de países. "Este es el Gobierno de todos los españoles, también de los catalanes", salió al paso la vicepresidenta en la rueda de prensa posterior al consejo de ministros de esta semana.

Torra, molesto por la "cumbre" descartada

El portazo del Gobierno a sus planes ha molestado a Torra, que ahora se aferra a cuestiones formales para dar largas a una cita que no había parado de reclamar. En la Generalitat alegan, de entrada, que no solo no han recibido todavía una petición formal para el encuentro entre los mandatarios, sino tampoco una respuesta formal a la demanda que hicieron por escrito de la reunión entre ministros y consellers, que sí ha sido descartada públicamente por activa y por pasiva.

Calvo alegó sobre ese extremo que "qué mejor propuesta formal" que la invitación que Torra le hizo a Sánchez de acudir al Palau de la Generalitat cuando tuvieron su primer encuentro en la Moncloa, la voluntad expresada de forma reiterada del presidente de cumplir con ese compromiso y el hecho de haber convocado el consejo de ministros en Barcelona. "Pero si hace falta que lo formalicemos, lo haremos", zanjó.

Pero fuentes de la presidencia de la Generalitat matizan ahora que Torra se ofreció a recibir a Sánchez "cualquier día que venga expresamente" a encontrarse con él, "como hizo el president cuando fue a Madrid", no para buscar un hueco en el marco de la visita del Gobierno en pleno, que sería una forma, entienden en la Generalitat, de minimizar el encuentro.

Una cita pospuesta desde octubre

La segunda cita entre ambos, de hecho, tendría que haberse producido en octubre, pero tras el ultimátum lanzado por Torra a Sánchez a principios de ese mes, el Gobierno puso la reunión en la nevera, y la posterior confirmación del mismo en forma de apriorístico no de Pdecat y ERC a los Presupuestos Generales del Estado ha mantenido desde entonces las relaciones entre la Generalitat y la Moncloa cerca de la temperatura de congelación.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad