Rajoy niega la corrupción en el PP y exhibirá su declaración de la renta

stop

EJECUTIVA DEL PP

Rajoy con el equipo olímpico

02 de febrero de 2013 (14:05 CET)

Con una gran autoridad esta vez, aunque de forma muy pausada y por escrito, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha tratado de despejar cualquier duda sobre el caso Bárcenas, que implica a él mismo y a una buena parte de la dirección del PP en el cobro de dinero negro. Rajoy, irritado, pero esforzándose en no alzar en ningún momento la voz, ha buscado una salida, basada “en la total transparencia”.

Por un lado, Rajoy, con una lectura de un documento muy pensado y medido, sin admitir preguntas de los periodistas, ha reiterado que “es falso” toda la relación que ha aparecido en distintos medios de comunicación de supuestos cobros de dinero negro. “Nunca he recibido ni he repartido dinero negro en este partido ni en otra parte”, ha sentenciado. “No tengo nada que ocultar, no temo a la verdad”, ha añadido.

Declaración de la renta y de patrimonio


La segunda parte de la defensa de Rajoy, es que para demostrar que no tiene nada que ocultar, mostrará “a todos los españoles” su declaración de la renta y de patrimonio, a través de la página web de La Moncloa. Y ha señalado a unos supuestos culpables, que tratan de desacreditarlo personalmente, a él y a su partido. “No sé cuáles son las intenciones ni quién manipula los datos”, ha dejado caer.

Con esos argumentos, con esa puesta en escena, Rajoy tampoco ha dudado de la ministra Ana Mato, relacionada con la trama Gürtel. Y, antes de su intervención pública, la defendió y afirmó que no dimitirá.
Rajoy había convocado a la ejecutiva del PP de forma extraordinaria, para hacer frente al cúmulo de acusaciones que han dejado en una situación de extrema debilidad al Gobierno español.

¿Será suficiente? ¿Rajoy ha conseguido sujetar los nervios de los propios dirigentes del PP? En los próximos días se podrá comprobar. Justo antes de entrar en la ejecutiva, algunos de ellos, como la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, apostaba por esclarecer “hasta el final” todo el asunto. De hecho, algunos dirigentes como Pio Garcia Escudero, han admitido que, efectivamente, habían cobrado dinero, por parte del ex tesorero del PP, Luís Bárcenas, procedente de una supuesta caja B.

El PP "no tiene cuentas en el extranjero"


Pero Rajoy ha negado la mayor. Ha rechazado por completo que esas prácticas se hubieran producido en el partido, y ha señalado que la cuenta en Suiza, atribuida a Bárcenas, que llegó a tener 22 millones de euros, nunca ha sido del PP. La contabilidad del partido, ha asegurado, nunca ha estado en “un banco extranjero”.

El presidente del Gobierno ha insistido en que no entró en la política para ganar dinero. Y, admitiendo “cierto rubor”, ha afirmado que él se ganaba bien la vida con su profesión, como registrador de la propiedad, tras ganar la plaza a través de unas oposiciones.

La responsabilidad de Rubalcaba


La reflexión de Rajoy ha ido más lejos. Y, veladamente, ha dejado caer que los medios de comunicación tienen una responsabilidad para saber lo que es cierto o no, o son meras “infamias”. La consideración del presidente del Gobierno es que, con un cruce permanente de acusaciones “España será irrespirable”, y ha pedido que se sepa discernir la verdad. En ese sentido, Rajoy no ha dejado de lado la figura del jefe de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba, y ha lamentado su actitud al hacerse eso de esas “infamias”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad