El Senado veta la ley de amnistía y vuelve al Congreso, donde el PSOE buscará su aprobación

El veto, que fue impulsado por el PP, ha recibido el respaldo de Vox y UPN. En el dictamen, se critica que el proyecto es "un acto de corrupción política"

Pleno del Senado. Foto EFE/ Zipi

Recibe nuestra newsletter diaria

O síguenos en nuestro  canal de Whatsapp

Este martes, el Senado ha rechazado la ley de amnistía, en un dictamen impulsado por el PP, y con el apoyo de Vox y UPN y con el voto en contra del PSOE, Más Madrid y los partidos independentistas.

Con esta acción, la ley es devuelta al Congreso, donde los socialistas y sus aliados darán la aprobación definitiva.

El rechazo a la ley se ha debido, dice el dictamen, a que es «un acto de corrupción política» que busca asegurar la permanencia de Pedro Sánchez en la Presidencia, como referencia a la última investidura, donde consiguió que ERC y Junts lo apoyasen.

Ello no será el pronunciamiento final del Senado sobre la ley de amnistía, pues esperan que este jueves, por petición del PP, el Pleno solicite desistir del conflicto de competencias con el Congreso sobre este tema.

Los populares han señalado que «vicia la solicitud el que la respuesta al requerimiento» haya sido de la Mesa y no del Pleno de la Cámara Baja, además de que impide ir al Tribunal Constitucional.

Mantener a Sánchez

Sobre el veto de este martes, la portavoz de los populares, Alicia García, ha afirmado que la amnistía es un «mercadeo de poder» y un «acto de corrupción política» para que Sánchez permanezca en la Presidencia.

Una cuestión parecida ha señalado el senador de los populares Antonio Silván, sosteniendo que el PSOE pretende eliminar los delitos de los participantes en el ‘procés’ «por el sillón de Sánchez».

Paloma Gómez, de Vox, también ha cargado contra el presidente argumentando que la medida impulsada por los socialistas «es una moneda de cambio» para que el jefe del Gobierno pueda «para permanecer en el poder».

«Puro teatro»

El PSOE, Más Madrid y las formaciones nacionalistas han acusado a los populares de usar al Senado de forma partidista contra la amnistía, esgrimiendo que es una ley que ayudará a Cataluña a mejorar su situación.

Antonio Magdaleno, del PSOE, ha resaltado que los comicios autonómicos han dejado en evidencia que la mayoría de los habitantes de Cataluña «han pasado página del ‘procés'» y que la ley de amnistía representa «un paso más hacia la reconciliación».

Además, ha llamado «culebrón político» a que los populares hayan extendido la tramitación de la amnistía en el Senado y que, para ello, llegara a reformar el Reglamento de esta sede parlamentaria, con lo que el trámite de la norma no se hizo con urgencia.

Por otra parte, Sara Bailac, de ERC, se ha mostrado satisfecha con que su partido abriera «camino» en favor de la amnistía y que por eso asumen los «rasguños» sufridos, en referencia al mal resultado de su partido en las elecciones del domingo. Ha asegurado que, tras la amnistía, van «a por el referéndum de autodeterminación».

Por último, Uxue Barkos, de Geroa Bai, ha tildado lo del PP como «puro teatro» y «astracanada», mientras que Carla Delgado, de Más Madrid, ha dicho que el veto del Senado a la amnistía era «pan para hoy y muchísima hambre para mañana».

Recibe nuestra newsletter diaria

O síguenos en nuestro  canal de Whatsapp