stop

El ‘no’ a la independencia aumenta si se plantea una Cataluña fuera de la UE. Las fuerzas soberanistas pierden apoyos pero lograrían la mayoría en el parlamento

Barcelona, 16 de abril de 2017 (11:55 CET)

¿Qué actitud tomarían los catalanes en caso de realizarse el referéndum? Según una encuesta de Metroscopia, el 49% votaría en contra de la independencia y el 44% lo haría a favor. Pero esta balanza escorada al unionismo se inclinaría más si se coloca el peso de la pertenencia o exclusión de la Unión Europea: si Cataluña fuera independiente pero no pudiera formar parte de la UE, el 53% rechazaría la separación y el 40% la aprobaría.

En este sondeo se evidencia, por un lado, que el independentismo ha tocado techo y no logra llegar a la “mitad más uno” necesaria para emprender un camino hacia la separación de España. Por otra parte, las fricciones internas entre las fuerzas soberanistas, atizadas por el escándalo de la grabación a David Bonvehí, no le sirven para conquistar a los escépticos.

El 49% votaría en contra de la independencia

La actitud de Junts pel Sí y la CUP de avanzar a una declaración unilateral de la independencia convence todavía menos: el 62% está en contra y el 33% considera que es la única solución posible, precisa este estudio publicado por El País.

Pero tanto los partidos soberanistas como los unionistas pasan por alto un sentimiento creciente en la población: una tercera vía que permita a Cataluña tener más autonomía pero sin necesidad de separarse. El 46% de los catalanes estaría de acuerdo con que la comunidad autónoma siguiera formando parte de España pero con nuevas competencias, y al 70% le "parecería bien" que se llegase a un acuerdo para que la Constitución garantice esa mayor autonomía.

El independentismo conservaría la mayoría en el Parlament

Esta encuesta también precisa que se celebrasen hoy elecciones en Cataluña, el independentismo representado por ERC, Pdecat y la CUP perdería casi tres puntos (2,9) respecto a los comicios de 2015 pero mantendría la mayoría en el parlamento catalán con el 44,3% de los sufragios.

Las fuerzas soberanistas pierden fuerza pero lograrían formar gobierno

Ciudadanos sería la primera fuerza no independentista de la oposición, con el 16% de los apoyos y empatada con Catalunya sí que es Pot, que subiría casi siete puntos respecto a 2015.

El PSC, por su parte, ganaría tres décimas sobre los resultados de hace dos años, las mismas que perdería el PP, que obtendría el 5,8% de los votos del electorado catalán.

ERC aventaja con comodidad al Pdecat

Este sondeo tiene resultados similares al que ha realizado GAD3 para La Vanguardia: allí se precisa que Junts pel Sí lograría los 62 diputados que obtuvieron en las pasadas elecciones, pero siempre y cuando relanzaran la coalición.

Si no fuera así, ERC aventajaría con comodidad a los ex convergentes: el partido de Oriol Junqueras lograría 39 legisladores por los 23 de Pdecat. La CUP bajaría de los 10 actuales a seis, pero entre las tres fuerzas sí volverían a tener la mayoría necesaria para formar gobierno. Haya o no coalición, la figura del actual vicepresidente gana puntos para ser el próximo candidato a la Generalitat.

En esta encuesta, Ciudadanos perdería tres legisladores y quedaría con 22, pero suficientes para seguir como primera fuerza opositora. CSQP ganaría cinco diputados y aventajaría levemente al PSC: el primero tendría 16 escaños y el partido de Miquel Iceta lograría 15. En cuanto al PP, de los 11 representantes podría sumar tres más y llegar a los 14.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad