Manteros en el intercambiador subterráneo de plaza Cataluña de Barcelona. /ED

Renfe lleva 600 quejas al 112 por el top manta en Barcelona

stop

Los grupos de la oposición a la alcaldesa Ada Colau le exigen que acabe con top manta en los accesos de la estación de metro de plaza Cataluña

Barcelona, 15 de noviembre de 2018 (04:55 CET)

Los grupos de la oposición en el Ayuntamiento de Barcelona exigen a la alcaldesa Ada Colau que acabe con el top manta en la estación de metro de plaza Cataluña. En un debate en comisión acordaron este miércoles impedir la venta ilegal en esta estación, convertido en santuario mantero, con los votos a favor del Pdecat, Cs, ERC, PSC, PP y los dos concejales no adscritos. Los comuns de Colau y la CUP votaron en contra.

La concejal socialista Carmen Andrés, que presentó la propuesta, recordó que la proliferación de puestos de venta ambulante en el intercambiador de plaza Cataluña (espacio común del metro y Renfe) representa un peligro para la seguridad de los pasajeros. En caso de emergencia, podrían bloquear o dificultar su salida.

Andrés recordó los centenares de llamadas que efectúan los servicios de cercanías de Renfe al 112, el teléfono de emergencias, para advertir del riesgo que supone la presencia masiva de manteros en el subterráneo de plaza Cataluña. A través de su cuenta de Twitter, denunciaron el 26 de octubre pasado que, tan solo durante este año, han efectuado unas 600 llamadas al 112 por culpa de los manteros. Insisten en que la proliferación de mantas extendidas en el suelo llenas de productos suponen “un grave problema de seguridad”.

Los servicios de cercanías de Renfe insisten en que la situación no mejora pese a las repetidas reuniones con los Mossos d’Esquadra y la Guardia Urbana. El gobierno de Colau impide a sus agentes que actúen contra los manteros en los accesos subterráneos del metro.

En febrero pasado, la comisión municipal de presidencia instó al gobierno de Colau a pedir informes a Protección Civil y a los Bomberos para determinar el riesgo para la seguridad que representa el gran número de manteros. Andrés lamentó que no se hayan encargado estos informes pese a que esta cuestión se aprobó por mayoría. Insistió en la “inacción” de Colau.

Críticas unánimes

Jordi Martí Galbis (Pdecat) advirtió que la situación “va a peor” y que “acabará pasando una desgracia. Santiago Alonso (CS) preguntó que ha hecho Colau en cuatro años para resolver el problema. Jordi Coronas (ERC) constató que las medidas sociales impulsadas por la alcaldía no han solucionado el problema. Xavier Mulleras (PP) indicó que los manteros se han triplicado en tres años porque la inacción de Colau fomenta el “efecto llamada”.

El comisionado municipal de seguridad, Amadeu Recasens, negó que no hagan nada contra el top manta. Recordó que los Mossos realizaron esta misma semana una operación por la que incautaron unos mil artículos supuestamente falsificados.

Sin embargo, los grupos de la oposición insistieron en que cualquier ciudadano puede comprobar a simple vista como ha aumentado el número de manteros, especialmente en los alrededores de plaza Cataluña.

A partir del próximo 20 de noviembre, en la Audiencia de Barcelona se juzga a siete ciudadanos de origen senegalés por proveer de material a los manteros. La fiscalía pide para ellos penas de hasta cinco años de cárcel por delitos contra la propiedad intelectual (falsificación de primeras marcas) y apropiación indebida. Solo uno de ellos se dedicaba también a la venta.

La fiscalía los acusa de fabricar, distribuir y almacenar falsificaciones de marcas como Michael Kors, Prada, Chanel, Adidas, Nike, Emporio Armani, Gucci, Louis Vuitton, Rayban, Montblanc, así como FC Barcelona y Real Madrid, porque también comercializaban camisetas de estos equipos de futbol.

Hemeroteca

Ada Colau Top Manta
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad