Rubalcaba reclama ya una reforma federal para atajar la “crisis territorial”

stop

FIESTA DE LA ROSA

15 de septiembre de 2013 (16:41 CET)

El PSOE quiere que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, reaccione y busque una solución conjunta para resolver lo que es ya uno de los principales problemas del Estado español: la apuesta de una buena parte de la sociedad catalana por la independencia.

El líder de los socialistas, Alfredo Pérez Rubalcaba, le ha reclamado este domingo en Gavà, en el transcurso de La fiesta de la rosa, que organiza el PSC, que apueste por una reforma federal de la Constitución, y que afronte, sin más dilación, “lo que se puede llamar ya una crisis territorial en toda regla”.

Las reacciones por parte de dirigentes territoriales de toda España han sido numerosas, tras el éxito de la Via Catalana, mostrada durante la Diada. Pero el Gobierno del PP ha preferido callar, aunque con alusiones a la mayoría silenciosa que no participó en la exhibición independentista. Sin embargo, los que siguen empujando, y a pesar de la mayor o menor fortuna de esa expresión, son una gran parte de la sociedad catalana. Para ellos, pero para todo el conjunto del Estado, Rubalcaba ha pedido una reforma profunda de la Constitución.

Navarro le pide que actúe

El papel de Rubalcaba es esencial para el PSC, porque puede ser el único dirigente que empuje para hacer cambiar a Rajoy. Por ello, el primer secretario del PSC, Pere Navarro, le ha pedido que actúe con determinación: “Cuando los gobiernos no actúan”, en referencia al Gobierno de Rajoy y al Govern de Artur Mas, “la oposición tiene que tomar las riendas, y te pido que intensifiques los contactos con los partidos en España y en Catalunya para resolver el conflicto”.

Y es que, efectivamente, ya se habla abiertamente de "conflicto". Navarro ha incidido en que deben ser los dos grandes partidos de ámbito estatal los que entiendan que deben ofrecer una respuesta que pueda convenir a Catalunya, y al conjunto del Estado. Si no lo hacen ahora y juntos, puede que no puedan a corto y medio plazo, porque el desgaste de los dos partidos es enorme, en beneficio de siglas como las de UPyD o IU.

La otra opción, una posible recentralización, no es viable, porque, en el caso de que afectara a Catalunya, los ahora federalistas podrían abrazar sin ataduras las tesis independentistas, como aseguran diversos dirigentes del sector más catalanista del PSC.

El sentido de ser federal

Rubalcaba no ha defendido, sin embargo, el derecho a decidir, como sí lo hace, aunque con timidez, el PSC. Pero ha repetido una y otra vez que es necesario para España un proyecto federal. “¿Qué es federal?, lo mejor es decir nombres concretos, y federal es Alemania, Austria y lo que queremos que sea la Unión Europea”, ha asegurado, muy consciente de que el federalismo, en estos momentos, es una marca que cuesta mucho de vender en Catalunya, donde el discurso público, donde la disyuntiva, se ha establecido entre independentistas y unionistas.

“Federal es respeto, a las identidades de cada pueblo, a las de Catalunya, a sus derechos, a su historia; es la claridad competencial; es la justicia que supone el reparto de los ingresos; federal es la igualdad y la solidaridad, es aquello que permite que todas las comunidades autónomas den apoyo a los ciudadanos, que todos los ciudadanos tengan los mismos derechos; federal es la reforma del Senado”, ha añadido.

Pero el líder del PSOE ha insistido una y otra vez en que Rajoy debe moverse, y también Artur Mas, para caminar por esa vía. La tesis del dirigente socialista es que la situación es “peor” que el año pasado, cuando también asistió a la Fiesta de la Rosa.

Indolencia de Rajoy


Rajoy y Mas sólo han dialogado “ a través de dos cartas”, ha afirmado, dejando claro que apuesta por Pere Navarro como un interlocutor “de palabra” para poder defender en Catalunya las tesis del federalismo. Respecto a Rajoy ha sido contundente: “Creo que Rajoy no tiene ni Catalunya en su agenda ni agenda por Catalunya. Es indolencia, irresponsabilidad, no ha hecho nada y las cosas han empeorado”.

En un acto público, no habían coincidido Rubalcaba y Navarro desde el cónclave de los socialistas en Granada, para abordar la reforma de la Constitución. Ese año, La Fiesta de la Rosa ha reunido a unas 20.000 personas, según la organización del PSC.

Asistencia del sector crítico


Entre los asistentes estaba el ex president, José Montilla, el ex alcalde de Barcelona Jordi Hereu, o Miquel Iceta, secretario en la Mesa del Parlament. También el ex secretario de organización, José Zaragoza, y el eterno Josep Maria Sala. Respecto al sector crítico, también ha querido estar el alcalde de Lleida, Àngel Ros y el alcalde de Vilanova, Ignasi Elena, líder de la corriente Avancem.

Uno de los objetivos de la dirección del PSC es que, con ese proceso de reforma de la Constitución, que permitiría atacar los enormes problemas de las instituciones españolas en estos momentos, se pueda ganar un tiempo precioso, en el que los distintos posicionamientos se serenen y se encuentre un punto común de diálogo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad