Rull insiste y culpa a Duran del descalabro de CiU

stop

FUTURO NACIONALISTA

09 de junio de 2013 (12:08 CET)

La dirección de Convergència Democràtica lo tiene claro y considera que el desgaste que sufre CiU, como ha demostrado el último sondeo publicado por El Periódico, se debe a la falta de un discurso interno “cohesionado”, sin fisuras.

Si CiU pierde apoyos electorales, por tanto, es porque no se ofrece una imagen sólida de que realmente la federación defiende el derecho a decidir y un proyecto independentista para Catalunya. Y el factor que distorsiona, que impide esa cohesión, es Josep Antoni Duran Lleida, el líder de Unió.

El secretario de organización de CDC, Josep Rull, ha afirmado en ACN que CiU “debe cohesionar más su discurso interno”, en alusión al proyecto soberanista. “Es evidente, lo ve todo el mundo”, ha añadido.

Según Rull, los matices que aporta Unió Democràtica “son buenos”, pero no al precio de que “alteren la sustancia de las cosas”.

Críticas a Duran en las redes sociales

El hecho es que la interpretación de Rull es la que impera en las redes sociales, monopolizadas, en gran medida, por líderes de opinión netamente soberanistas. Duran es objeto de ácidas críticas desde el momento en el que se difundió la encuesta de El Periódico, que dejaba a CiU, por primera vez, por detrás de Esquerra Republicana, con unos 35 diputados, por los 50 que tiene ahora.

Convergència se aferra a los hechos, y a los documentos aprobados en el seno de la federación nacionalista para presentarse a las elecciones del pasado 25N. Y en el programa electoral, CiU, conjuntamente, defendió una consulta soberanista, bajo el principio del derecho a decidir.

El compromiso de Unió

Rull también ha citado las resoluciones aprobadas en el Parlament, y los organismos que se han puesto en marcha, como el Consejo Asesor para la Transición Nacional o la tramitación de la Ley de Consultas.

Respecto a las propias resoluciones de Unió, Rull ha ido más allá, al recordar que el partido de Duran Lleida aprobó en su último congreso una ponencia política que fijaba como objetivo la creación de un nuevo estado dentro de Europa.
Por tanto, según Rull, “el compromiso de CDC y de CiU con la consulta es claro y evidente”.

Pero Duran insiste en marcar distancias. CiU tiene un problema serio.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad