Rusia demora las vacunaciones masivas de la población tras anunciarlas hace un año

Rusia demora la vacunación masiva de la población

stop

El Gobierno ruso sobrepasa la fecha que se fijó para distribuir la vacuna a sus habitantes sin dar señales

Madrid, 21 de septiembre de 2020 (15:06 CET)

El Gobierno ruso comunicó a mediados de agosto que estaba en condiciones de convertirse en el primer país del mundo que vacunase a su población contra el coronavirus. Un mes después del anuncio que le colocó en primera posición en la carrera mundial, no hay señales de que los ciudadanos hayan podido recibir el antígeno.

Las autoridades rusas han mantenido una comunicación opaca sobre el inicio de la campaña de vacunación y se desconoce el número exacto de personas que podrán recibir una de las dosis. Según ha publicado el New York Times, únicamente los participantes de los ensayos clínicos han podido acceder por el momento a la Sputnik V.

El Kremlin explicó que los maestros, médicos y trabajadores esenciales serían los primeros en acceder a la vacuna. E incluso el propio presidente Vladimir Putin llegó a celebrar la eficacia del prototipo, al asegurar que una de sus hijas la había probado con éxito. Sin embargo, su distribución masiva sigue siendo una incógnita.

La pomposa celebración choca directamente con las cifras de la ola de coronavirus que azota a Rusia. Según los datos de la Universidad Jonhs Hopkins, el país ha tenido en los últimos días una media de más de 6.000 nuevos casos positivos y de 79 fallecidos. Desde que se inició la pandemia, Rusia ha contabilizado más de un millón de contagiados y 19.349 muertos.

Las dificultades de producción retrasan la vacunación

Una de las principales hipótesis sobre la demora en las vacunaciones en Rusia tiene que ver con las dificultades que existen para llevar a cabo una producción de la vacuna a grandes niveles. Un problema al que también se enfrentan el resto de las farmacéuticas mundiales que pugnan por lograr un antígeno efectivo a finales de año.

El sistema de distribución a lo largo del país es otro de los hándicaps. La vacuna necesita transportarse en un congelador para mantener su temperatura.

La vacuna rusa está envuelta en polémica

La efectividad de la Sputnik V ha generado mucha polémica dentro de la comunidad científica internacional. El Gobierno de Putin anunció que se distribuiría el prototipo antes de que concluyese la fase tres de las pruebas en las que participan todavía cerca de 40.000 voluntarios de Moscú.

Más allá de esta paradójica situación, la vacuna rusa sí que ha recibido el visto bueno de algunas instituciones sanitarias como la celebre revista científica The Lancet. La publicación británica reveló que el prototipo era capaz de producir anticuerpos contra el coronavirus y que no provocaba efectos secundarios en el cuerpo humano.

Rusia aspira a distribuir su vacuna en América Latina

A pesar de la falta de información pública, países de todo el mundo tienen la vista puesta en Rusia para conocer si finalmente podrá vacunar de forma masiva a su población. El Gobierno ruso anunció su voluntad de distribuir el prototipo por todos los países de América Latina, uno de los continentes más castigados por la pandemia.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, fue uno de los primeros líderes sudamericanos en sumarse a los acuerdos comerciales y anunciar que su país compraría el prototipo de la Sputnik V y que incluso estaba dispuesto a realizar los ensayos clínicos en territorio venezolano.

 


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Hemeroteca

Coronavirus Rebrotes
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad