Sánchez dimite

stop

Su propuesta de convocar a un congreso extraordinario y a primarias fue rechazada en una votación a mano alzada, y precipitó su renuncia. Anunció que apoyará a la gestora que surgirá para dirigir el partido

Pedro Sánchez anunció que deja su cargo en el PSOE

Barcelona, 01 de octubre de 2016 (20:14 CET)

El secretario general anunció su dimisión como secretario general del PSOE, tras haber perdido la elección a mano alzada del Comité Federal. Los críticos votaron en contra su propuesta de realizar un congreso extraordinario y convocar a elecciones primarias.

Tras haber sido rechazado por la Mesa Ejecutiva, ahora los disidentes del PSOE insisten en la idea de formar una gestora para llevar las riendas del partido hasta que se realicen elecciones para elegir a las nuevas autoridades. Esta gestora será provisoria hasta la semana que viene, en que se designe -en otra reunión del Comité Federal- la definitiva.

Así se cierra uno de los capítulos más conflictivos del PSOE en los últimos 40 años. El sector crítico, encabezado por Susana Díaz, triunfa en su acometida de desplazar a Pedro Sánchez, que en la última semana comenzó cuando 17 dirigentes de la Mesa Ejecutiva renunciaron para forzar su dimisión de la secretaría general.

"Orgulloso de la militancia"

En una breve comparecencia ante los medios, y sin preguntas, Sánchez describió que su renuncia se produjo tras la derrota de su propuesta, y sostuvo que "no puedo administrar una posición que no comparto y he anunciado la dimisión de la ejecutiva y de mi persona como secretario general".

El ex secretario general anunció que apoyará a la gestora que surgirá para dirigir el PSOE hasta que se convoque a elecciones y se elijan a nuevas autoridades. Tal como lo manifestó ante el Comité Federal poco después de anunciar su dimisión, dijo que estaba "orgulloso" de su militancia en el socialismo.


Un Comité Federal agitado


El cónclave del Comité Federal duró más de once horas, con diversos recesos por desacuerdos en el orden del día y en la mecánica de la votación. Tras el intento fallido de Sánchez de realizar una votación en forma secreta, que fue abortada por el sector crítico, los disidentes juntaron 129 firmas para solicitar una moción de censura.

Los números le daban a los críticos para imponer su voluntad, y por ello forzaron la realización de una nueva votación a mano alzada, donde este sector se impuso por 132 votos a favor y 107 en contra. Sánchez anunció que dejaría su cargo si no tenía el apoyo de su partido, y no tardó ni cinco minutos en dimitir tras conocer el resultado.

La figura de Sánchez se ha ido desgastando desde que consiguió sólo 90 diputados en la elección de diciembre de 2015, que luego se agravaron con la caída a 85 escaños en junio (los peores resultados de la historia del socialismo), y luego de la mala performance en Galicia y el País Vasco, la semana pasada.

Reacciones

Las redes sociales reflejaron las reacciones por la renuncia de Sánchez. Miquel Iceta, el secretario general del PSC y uno de los dirigentes que más apoyaban al ex secretario general, consideró que el Comité Federal "ha tomado una decisión equivocada".


El ex ministro de Exteriores socialista Javier Solanas también se quejó de la decisión del Comité Federal


En tanto, el ex alcalde de San Sebastián Odón Elorza dijo que toda la movida beneficia a Rajoy





 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad