La ministra de Justicia, Dolores Delgado, en el Congreso. EFE

Sánchez ni disimula: la exministra Delgado será fiscal general

stop

El presidente del Gobierno reubica a la jurista después de prescindir de ella para la composición de su nuevo Consejo de Ministros

Madrid, 13 de enero de 2020 (09:29 CET)

El Gobierno va a proponer a Dolores Delgado como nueva fiscal general del Estado. La exministra de Justicia sustituirá a María José Segarra, en el cargo desde junio de 2018. De esta forma, Delgado volverá a la Fiscalía, institución que abandonó para formar parte del Ejecutivo en funciones de Pedro Sánchez, que ha preferido no contar con ella para la composición de su Consejo de Ministros

La nueva propuesta de Sánchez, adelantada por la Cadena Ser este lunes, fue la número 5 de las listas del PSOE para las pasadas elecciones del 10-N. De salir adelante, Delgado no repetirá como titular de Justicia en el nuevo Gobierno de Sánchez, un cargo que ocupará el magistrado Juan Carlos Campo

Como reponsable de la cartera, Delgado fue la notaria oficial del reino durante la exhumación de los restos del dictador Francisco Franco. Finalmente, su salida del Ejecutivo se conoció recientemente, cuando su nombre no figuraba entre los elegidos por Sánchez para esta legislatura. 

Por tanto, la exministra volverá a la Fiscalía, donde fue fiscal de la Audiencia Nacional durante 25 años. Su labor estaba centrada en la coordinación de la lucha contra el terrorismo yihadista y frente a los crímenes contra la humanidad, siendo reconocida por acusar al exmilitar argentino Adolfo Scilingo, al que el Tribunal Supremo elevó su condena en 2007 a 1.084 años de cárcel.

El 7 de junio de 2018 juró su cargo como ministra de Justicia en el Ejecutivo de Sánchez. Desde entonces, polémicas como su gestión del Ministerio ante la demanda interpuesta por el expresidente de la Generalitat, Carles Pugidemont, al magistrado del Supremo, Pablo Llarena, salpicaron su mandato. 

Entonces, Justicia señaló que solo se personaría en la causa si el jue belga cuestionaba la instrucción del caso, pero "en ningún caso" por las declaraciones que Llarena manifestara en su ámbito privado. Una falta de intervención fue criticada duramente por la oposición. Finalmente, dio marcha atrás y el Gobierno contrató albufete belga Liedekerke Wolters Waelbroeck Kirkpatrick para representar a España y al juez en la demanda. 

Villarejo, el escándalo definitivo

Al poco tiempo, Delgado protagonizó otro escándalo al negar una reunión con el excomisario de la Policía Nacional José Manuel Villarejo, envuelto en una extensa investigación de la Audiencia Nacional. En unos audios desvelados por el portal Moncloa.com, Delgado llamó presuntamente "maricón" al ministro de Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, un gesto que propició la reprobación del Senado y la petición de dimisión por parte del Congreso.

En su haber, la supervisión de la exhumación de los restos de Franco, realizada el pasado 24 de octubre, fue una de las luces de su algo más de año y medio al frente de Justicia. Finalmente, Sánchez la ha mantenido en el cargo a pesar de las polémicas hasta la disolución del Ejecutivo por la inminencia de las elecciones del 10-N.

Hemeroteca

Pedro Sánchez
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad