El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Sánchez promete a la UE la mayor recaudación de la democracia, sin PGE

stop

La actualización del Programa de Estabilidad 2019 que el Gobierno de Sánchez envió a Bruselas recoge una previsión de recaudación de 218.249 millones

Barcelona, 05 de mayo de 2019 (13:21 CET)

Pedro Sánchez no logró aprobar sus presupuestos para 2019, viéndose obligado a extender las cuentas elaboradas por el PP en 2018. De todas formas, el Gobierno socialista promete a Bruselas que recaudará este año 218.249 milones de euros, un 4,6% más que en 2018, lo que supondría un máximo histórico en situación de prórroga presupuestaria.

Incluso sin las nuevas medidas tributarias que se pretendían introducir en las cuentas de 2019, el Ejecutivo del PSOE recoge en las previsiones incorporadas en la actualización del Programa de Estabilidad 2019, remitido esta semana a Bruselas, que este "positivo comportamiento de la recaudación" se apoya en el esperado crecimiento de la remuneración de los empleados.

El aumento del salario mínimo dispara las previsiones de Sánchez

El aumento del salario mínimo impulsado por Sánchez con el apoyo de Podemos supondrá mayores ingresos por IRPF y mayor consumo, según el Gobierno, que prevé recaudar 86.126 millones de euros por la renta (el 3,9% más), un avance inferior al que correspondería debido a la exención de tributación de la prestación de maternidad.

Dentro de este impuesto, la estimación de retenciones sobre rendimientos del trabajo y actividades profesionales avanza un 5,7% y la de fondos de inversión, un 15,6 %. La recaudación prevista del impuesto de sociedades asciende a 26.063 millones, un 4,9% más, y la del IVA, a 73.712 millones, un 5% más, según el documento, al que ha tenido acceso Efe.

Además, la previsión de ingresos de los impuestos especiales se dispara un 9,3%, hasta los 22.440 millones de euros, impulsada por el avance del 15,6% del impuesto de hidrocarburos (a 12.963 millones) después de que la inclusión del tramo autonómico del gravamen en la tarifa estatal, aprobada en las cuentas de 2018, haya supuesto una armonización al alza.

Nuevas medidas que repercutirán en la recaudación de Sánchez

El rechazo del proyecto presupuestario de 2019 y la convocatoria de elecciones se trajo abajo las medidas presupuestarias propuestas por el Gobierno de Sánchez, pero en este ejercicio tendrán repercusión algunas nuevas medidas aprobadas con anterioridad, como la reducción del IRPF para rentas bajas o la bajada del IVA del cine.

También impacta la exención temporal del impuesto sobre la producción de energía eléctrica, la exención de tributación de las prestaciones de maternidad y paternidad o la reducción de retenciones para rendimientos de la propiedad intelectual. Pero la previsión de recaudación es inferior a la del proyecto de los presupuestos, que era de 227.356 millones de euros.

Es inferior porque hay iniciativas que se incluían en esas cuentas que todavía no se han aplicado y que Sánchez quiere implementar en 2020. El documento remitido a Bruselas cifra en 5.654 millones de euros el impacto recaudatorio de estas medidas, entre las que destaca la limitación de exenciones y el establecimiento de una tributación efectiva mínima en el impuesto de sociedades.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad