La periodista Rosa María Mateo, en una imagen de archivo. EFE

Sánchez propone a Rosa María Mateo para dirigir RTVE

stop

El Gobierno propondrá a la periodista Rosa María Mateo para dirigir RTVE provisionalmente hasta que se celebre el concurso público

Barcelona, 19 de julio de 2018 (12:03 CET)

Nuevo capítulo en el embrollo de la renovación de RTVE. Tras perder la votación en el Congreso para nombrar al director de Radio 3 Tomás Fernández Flores como presidente de RTVE, el Gobierno propondrá a la periodista Rosa María Mateo para ser administradora única de la corporación. Si la Cámara Baja da su visto bueno a este nombre, será la responsable de la radiotelevisión pública hasta que se celebre el concurso público que elegirá al próximo presidente de RTVE.

Según el Ejecutivo, la propuesta ha sido consensuada con los grupos parlamentarios que apoyaron el real decreto de reforma de la corporación. El gobierno de Pedro Sánchez considera que esta propuesta es "un gran acierto" y refleja su clara disposición a encontrar un persona de perfil indiscutible para situarse de forma provisional al frente de RTVE.

Mateo, nacida en Burgos en 1942, comenzó su andadura profesional hace 52 años en TVE, donde entró por oposición como locutora de continuidad en la segunda cadena y trabajó hasta 1993, cuando fichó por Antena 3. Licenciada en Derecho, durante los 27 años que estuvo vinculada a la radiotelevisión pública presentó las diferentes ediciones de los telediarios de TVE -también fue subdirectora del noticiero del fin de semana- y fue la cara visible de Informe Semanal.

Figura provisional hasta el concurso de RTVE

El plan inicial de Sánchez pasaba por nombrar presidente de los medios audiovisuales públicos a Fernández Flores junto a un Consejo de Administración pactado por el PSOE con Podemos y el PNV, pero el error a la hora de depositar la papeleta de dos diputados de la mayoría parlamentaria que sostiene al Gobierno frustró esta elección.

Después de que los servicios jurídicos del Congreso descartaran que se pudiera repetir la votación, la única vía para una renovación exprés de RTVE pasaba por la fórmula del administrador provisional único, que llevará las riendas de la radiotelevisión pública en soledad, sin consejeros.

Según el decreto aprobado en junio, el administrador provisional único ostentará las funciones del consejo y del presidente de la corporación y se encargará de su administración y representación hasta que se produzcan los nombramientos de los consejeros mediante concurso público. 

Una vez propuesta por el Gobierno, la Cámara Baja tendrá que someter a votación el nombramiento de Mateo y la candidata tendrá que recibir un apoyo de dos tercios en primera votación o de mayoría absoluta y el respaldo de la mitad de los grupos parlamentarios en una segunda vuelta 48 horas después. Mateo ejercerá su función hasta que el Parlamento elija al futuro Consejo de la corporación mediante concurso público.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad