Teresa Romero se contagió de ébola al tocarse la cara con un guante

stop

Los médicos del Carlos III creen que la auxiliar de enfermería cometió un error mientras se quitaba el traje

La enfermera con ébola, Teresa Romero I Facebook

08 de octubre de 2014 (17:31 CET)

Teresa Romero se pudo infectar con ébola mientras se sacaba el traje de protección después de atender por primera vez al religioso Manuel García Viejo en el hospital La Paz-Carlos III. La auxiliar de enfermería se tocó la cara con uno de los guantes durante el proceso, un movimiento de riesgo. “Puede que no haya sido un error del protocolo, sino un accidente”, ha afirmado el portavoz del servicio de Medicina Interna de la Unidad de Enfermedades Tropicales del hospital, Germán Ramírez.

El fallo no quedó plasmado en ninguno de los registros del hospital porque Romero no se percató del movimiento, que pudo ser espontáneo, hasta que no repasó por tercera vez lo ocurrido ese día con el personal de La Paz-Carlos III que se encarga de atenderla. La subdirectora médica del centro madrileño, Yolanda Fuentes, ha señalado que este tipo de maniobras pueden pasar perfectamente inadvertidas.

Primera visita al médico


También se disipan las dudas de por qué la doctora a quien visitó el pasado 30 de septiembre sólo le recetó paracetamol. Romero ha confesado a la cadena Cuatro que no le comentó que había estado en contacto con el ébola.

La auxiliar de enfermería, de 44 años, con 15 de experiencia y de origen gallego, entró en dos ocasiones en la habitación de García Viejo. La primera de ellas para atenderle y la segunda para limpiar la estancia tras su fallecimiento.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad