Ada Colau y Miquel Buch, conseller de Interior del govern de Quim Torra, en el Ayuntamiento de Barcelona. EFE/Quique García

Torra rechaza la primera demanda de Colau: no habrá más mossos en Barcelona

stop

El consejero de Interior dice que no entra en los planes del Govern un refuerzo de la presencia policial en Barcelona que Colau considera prioritario

Iván Vila

Economía Digital

Ada Colau y Miquel Buch, conseller de Interior del govern de Quim Torra, en el Ayuntamiento de Barcelona. EFE/Quique García

Barcelona, 14 de junio de 2018 (04:55 CET)

El Govern de Quim Torra ya le ha rechazado una primera petición a Ada Colau: la de que se refuerce la presencia de los Mossos d’Esquadra en Barcelona. La alcaldesa, que insistirá, lo ha planteado en el marco de la reunión de Junta de Seguridad Local celebrada este miércoles, en la que coincidía con el nuevo conseller de Interior, Miquel Buch, y se ha encontrado con una negativa. Ese refuerzo policial, ha admitido el conseller, no entra por ahora en los planes de la Generalitat.

La junta, un organismo del que participan el Ayuntamiento, la Generalitat y los cuerpos de seguridad, ha abordado el repunte de hechos delictivos en la capital catalana, especialmente por lo que se refiere a los hurtos -que aumentaron un 9% en 2017-, y también el auge del top manta y la crisis de los narcopisos en el distrito de Ciutat Vella.

Compromisos vagos

Tras la reunión, la primera en la que la alcaldesa ha coincidido con un conseller del nuevo gobierno catalán, Colau y Buch han exhibido en rueda de prensa buenas intenciones y poco más. Apenas el compromiso de seguir reuniéndose de forma periódica con la jueza decana de Barcelona, Mercè Caso -también presente en la reunión- para "revisar protocolos", en palabras de Colau, de manera que los hurtos y los delitos vinculados al tráfico de drogas no queden impunes cuando lleguen a los juzgados.

Las principales asociaciones de comerciantes le reprocharon a Colau lo que consideran que es inacción respecto de la venta irregular

Tampoco han pasado de vaguedades los compromisos respecto del top manta, pese a que la semana pasada, las principales asociaciones de comerciantes de Barcelona le reprocharon a Colau lo que consideran que es inacción respecto de la multiplicación de la venta irregular en las calles de la ciudad.

El plan respecto de los manteros no es otro que mantener la colaboración entre Mossos y Guardia Urbana, poniéndo énfasis, eso sí, en el control de los principales ejes comerciales, y seguir dando apoyo a la Policía Portuaria en el ámbito del puerto y a los servicios de seguridad de TMB en el metro.

Refuerzos en la Urbana, no en Mossos

Por lo demás, se ha recordado que hay en marcha un plan de choque acordado en el pleno municipal para abordar la crisis de los narcopisos y que, con la campaña de verano, se refuerzan los dispositivos policiales en las zonas más concurridas.

Colau ha recordado que el consistorio sí ha reforzado la plantilla de la Guardia Urbana, a la que este mes de julio se incorporan 117 nuevos agentes, y ha pedido al conseller que tome nota y haga lo mismo, pero Buch se ha salido por la tangente. El titular de Interior ha alegado que los dispositivos en Barcelona se irán adaptando a las necesidades de cada momento, y solo ante la insistencia de los periodistas ha acabado por zanjar que "no está previsto incrementar el número de efectivos".

Sin fecha para la cita con Torra

La alcaldesa insistirá, porque el gobierno municipal tiene esos refuerzos policiales marcados como una de las prioridades en la lista de peticiones que Colau tiene preparadas para hacerle al Govern, y que piensa trasladarle a Torra en el primer encuentro entre ambos. La cita debería celebrarse en breve pero todavía no hay fecha.

La alcaldesa ya mantuvo un primer contacto informal y sin prensa de por medio con el conseller de Enseñanza, precisan fuentes municipales, pero Buch es el primer miembro del Ejecutivo catalán con el que coincide en un acto oficial desde la toma de posesión del mismo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad