El mayor de los Mossos Josep Lluis Trapero, a la salida hoy de la Audiencia Nacional. EFE

Trapero se desmarca de Puigdemont ante la Audiencia Nacional

stop

Josep Lluís Trapero se desmarca del procés y de Puigdemont en su escrito de defensa ante la Audiencia nacional y niega haber cometido ningún delito

Madrid, 09 de abril de 2019 (09:44 CET)

Josep Lluís Trapero se desmarca del procés y de Puigdemont y abraza la Constitución. Trapero ha remitido en su escrito de defensa ante la Audiencia nacional que "no ha participado, no ha intervenido y no ha compartido" el plan ideado por el Govern de Carles Puigdemont "para alcanzar la independencia de Cataluña".

Así, el major de los Mossos d'Esquadra niega haber cometido delito alguno a cuenta del procés y subraya que siempre ha obedecido las órdenes judiciales. Trapero ha actuado, señala el texto, "desde el más riguroso respeto al orden jurídico constitucional, obedeciendo y cumpliendo los mandatos judiciales y del Ministerio Fiscal".

Por estos motivos, su defensa pide su absolución ante el tribunal​. Por su parte, la Fiscalía pide para él 11 años de prisión por un delito de rebelión. Pese a estar procesado por la Audiencia Nacional, Trapero declaró como testigo en el juicio que se celebra en el Tribunal Supremo contra 12 líderes independentistas. El escrito es el desarrollo jurídico de lo que ya alegó en su declaración.

"No ha puesto jamás el cuerpo de los Mossos al servicio de los intereses políticos secesionistas", se explica en el escrito elaborado por la abogada Olga Tubau. Además, añade que al ponerse de forma "inequívoca" a las órdenes de jueces y fiscales, los dirigentes independentistas "no podían contar" con los Mossos para ejecutar el plan secesionista.

La Guardia Civil, al tanto 

Además, Trapero remarca una vez más que el coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos, coordinador del dispositivo policial del 1-O, conocía el plan propuesto por los Mossos para ese día, consistente en el envío de 'binomios' a más de 2.000 centros de votación, y que no presentó ninguna objeción al respecto.

Trapero también defiende que no impidió "ni por acción ni por omisión" que los registros judiciales se llevaran a cabo durante el 20-S, negando la acusación de pasividad. Tampoco mantuvo, asegura, "una conducta pasiva en connivencia con los responsables políticos".

"Todas y cada una de las peticiones que se fueron realizando por los agentes de la Guardia Civil fueron valoradas y atendidas por los Mossos", alega el texto que explica que se movilizaron un total de "286 agentes". 

También establece que durante el 1-O se desplegó un dispositivo "conjunto" con la Policía y la Guardia Civil y que los Mossos cumplieron con su parte. Así, enviaron una patrulla a cada uno de los más de 2.300 colegios electorales.

En la defensa, Trapero también cita las reuniones entre la cúpula de los Mossos y los máximos responsables del Govern de los días 26 y 28 de septiembre. En la última de estas reuniones el major de los Mossos defiende que dijo que "los cuerpos policiales tienen como misión cumplir la ley las órdenes de las autoridades judiciales actuando con proporcionalidad y congruencia".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad