Un sanitario norteamericano, nuevo infectado de ébola

stop

El enfermero trabaja en el hospital de Texas donde murió un paciente la semana pasada

El Texas Health Presbyterian Hospital | ED

12 de octubre de 2014 (12:22 CET)

Un trabajador del Hospital Presbiteriano de Texas, situado en la ciudad de Dallas, ha dado positivo de ébola en un control sanitario. El centro médico es el mismo donde la semana pasada estuvo ingresado Thomas Eric Duncan, un paciente infectado con el virus y que falleció a los pocos días.

Se trata del segundo caso de contagio fuera del continente africano. El primero es el de Teresa Romero, auxiliar de enfermería que atendió a Miguel Pajares, uno de los misioneros infectados del virus y repatriado a España para recibir atención médica. El contagio de la profesional sanitaria ha despertado todo tipo de críticas contra el Gobierno, tanto por la posible falta de medios como por la gestión posterior de la crisis desatada. 

Estados Unidos, preparados

"Sabíamos que un segundo caso podría ser una realidad, y nos hemos estado preparando para esta posibilidad", ha asegurado el Dr. David Lakey, comisionado del Departamento de Servicios de Salud de Texas. "Estamos ampliando nuestro equipo en Dallas y trabajaremos con diligencia extrema para evitar una mayor propagación".

Las autoridades norteamericanas han procedido a poner en cuarentena a las personas que han estado en contacto con el nuevo infectado. De acuerdo con el protocolo, el afectado se someterá a una segunda prueba de confirmación que será realizada por el Centro de Control y Prevención de Enfermedades, el CDC, en Atlanta (Georgia).

Thomas Eric Duncan fue la primera víctima de esta enfermedad en Estados Unidos. Aterrizó en el país procedente de Liberia el pasado 20 de septiembre para casarse con la madre de su hijo y empezar una nueva vida en ese país. Cuando llegó a EEUU no presentaba síntomas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad