'Urdangarín Way': La ruta en Barcelona del marido de la Infanta Cristina

stop

De los Jesuitas de Caspe al Palacete de Pedralbes. Recorremos todos los lugares que forman parte de la vida del ex duque de Palma

Iñaki Urdangarín se dirige a los juzgados de la Ciudad de la Justicia de Barcelona / EFE

Barcelona, 10 de octubre de 2015 (21:11 CET)

Se podría plantear una ruta como la que se organizó en Los Ángeles tras la encarcelación de OJ Simpson (The OJ Way, la bautizaron). La que aquí proponemos sería en Barcelona y su protagonista, Iñaki Urdangarín. El ex duque de Palma está a pocos meses de sentarse en el banquillo de los acusados por el Caso Noós y todos los focos se cernirán sobre su rostro.

Tendrá que viajar de Ginebra, donde vive, y a Palma de Mallorca, donde se celebrará el juicio. ¿Y Barcelona? La ciudad en la que se conocieron Urdangarín y la infanta Cristina debe quedar en el olvido, al menos en su olvido. Tras vender su casa, ese mal llamado palacete de Pedralbes, al principio del verano de 2015, a la pareja poco que le queda en la capital catalana. Poco más que los recuerdos. Marquemos pues en el mapa las coordenadas de la vida de uno de los matrimonios más fascinantes que ha pasado por la historia barcelonesa reciente. Hagamos el 'Urdangarín Way'

Jesuitas de Caspe. En esta escuela del Sur de la Dreta de l'Eixample estudiaron los hermanos Urdangarín, cuando el padre fue trasladado de Vitoria a Barcelona. Desde pequeño, Iñaki destacó por su pasión por el deporte y sus grandes habilidades. Los estudios eran algo secundario para el menor de los siete hermanos. No, no era la típica familia bien de la zona de alta de Barcelona que se relaciona con la burguesía; se trata de una familia vasca trasladada a la capital catalana por motivos laborales, que se movía en zonas de clase media con soltura.

Palau Blaugrana. Allí entrenaba convertido ya en jugador de balonmano de éxito. Son muchos los atletas que lo recuerdan de aquellas épocas, momento glorioso para un joven guapetón y simpático. Era el que más ligaba y tuvo muchas novias. "Era el típico chulito que enloquecía a las chicas, se llevó a las más guapas", recuerda un compañero de gimnasio.

https://www.economiadigital.es/uploads/s1/35/33/95/urdangarin-barcelona-53395.jpg?t=1444504199

Esade. Una vez casado con la infanta Cristina, el jugador de balonmano quiere progresar y busca conocimientos en una de las mejores escuelas de negocio de Europa: Esade. Pero en lugar de encarar su futuro de manera clara, se enfrasca en un proyecto que terminará sentándolo en el banquillo. Su compañero de aventuras es Diego Torres, profesor de Esade, que termina siendo su socio y su confidente. Ambos se sentarán ante el juez en enero.

Elisenda Pinós. Es en esta pequeña y recoleta calle de Pedralbes donde los entonces duques de Palma planean aposentar sus sueños de grandilocuencia. Nada mejor para ello que una gran casa con más de 2.000 metros cuadrados. Se gastan 5,9 millones en comprarla y casi tres en reformarla. El sueño, sin embargo, se convirtió en pesadilla. Hasta que la pasada primavera lograron venderla a un empresario europeo por menos de su valor (6,9 millones).

Para ver a mejor resolución el mapa pulse sobre la imagen

mapa de la ruta de urdangarin

Liceo Francés. Este colegio, siempre bien considerado entre las élites, se convirtió en el objeto de deseo de muchos, cuando los Urdangarín de Borbón lo escogieron para su prole. Es en la escuela donde empiezan muchos contactos, y casar a un hijo/a con un nieto/a del rey Juan Carlos no era baladí. Pero las colas para lograr su amistad fueron mermando a medida que el escándalo Noós avanzaba. Hasta tal punto, que al final de sus días barceloneses tanto la infanta como su marido vieron como se les hacía el vacío. Los cuatro hijos del matrimonio sufrieron cierto acoso por parte de sus compañeros de clase.

Real Club de Tenis Barcelona. En el barrio fue muy común durante años cruzarse con algún Urdangarín raqueta en mano dirigiéndose al club de tenis de las élites. Allí los socios compartían canchas, comidas y risas con la pareja, hasta que todo se torció. Los ex duques de Palma vieron también como sus amigos del club les daban la espalda. Durante una comida de Iñaki con Mario Pascual Vives, su abogado, en el restaurante de la entidad, llegaron a insultarle y a conminarle a que se marchara.

El Putxet. Descastados y abandonados por todos, desde la Familia Real a la gente bien de Barcelona, a los Urdangarín ya solo les queda un recodo en la ciudad. En el barrio del Putxet vive la hermana mayor de Iñaki, Ana Urdangarin,en una pequeña casa de estilo modernista. Allí pasa largas temporadas la madre de la familia, Claire Liebaert. Y allí acude el ex duque y sus hijos cuando vienen a Barcelona.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad