Ximo Puig, a la derecha, con Pedro Sánchez, en una imagen de archivo. EFE/Juan Carlos Cardenas

Ximo Puig da largas a Quim Torra

stop

Ximo Puig descarta ahora una cita con Quim Torra para no alimentar expectativas sobre el diálogo entre los independentistas y el gobierno de Pedro Sánchez

Economía Digital

Ximo Puig, a la derecha, con Pedro Sánchez, en una imagen de archivo. EFE/Juan Carlos Cardenas

Barcelona, 05 de julio de 2019 (14:00 CET)

Dos semanas después de haberse ofrecido a un encuentro para retomar las relaciones entre los gobiernos valenciano y catalán, Ximo Puig opta ahora por dar largas a Quim Torra. El presidente valenciano tendió la mano a Torra el 20 de junio en una entrevista en TV3 en la que dijo que le gustaría que se retomaran las relaciones entre ambos ejecutivos, interrumpidas desde el 1-O, y su homólogo catalán se apresuró a pedirle cita vía Twitter.

Pero este viernes, Puig, entrevistado de nuevo en los medios públicos catalanes -en Catalunya Ràdio, en este caso- optó en cambio por enfriar las expectativas de ese encuentro, para el que "en este momento, no se dan las circunstancias", dijo. "El foco de cualquier encuentro" que mantengan, alegó, "va a estar en un debate que no vamos a poder resolver".

El barón socialista se ciñe así al vacío que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha optado por hacerle a Torra desde que en febrero se rompieron las conversaciones que, a la busca de apoyos para los presupuestos, mantenían los socialistas con los socios independentistas que integran el gobierno catalán y el presidente optó por arrojar la toalla y convocar elecciones.

Sánchez hace el vacío a Torra

Torra pidió a principios de junio una reunión urgente por escrito a Sánchez, con el que no se ve desde el 20 de diciembre, cuando ambos se reunieron en Barcelona, en el Palacio de Pedralbes, pero la Moncloa ya ha dejado claro que no está por la labor.

De hecho, la Generalitat ni siquiera ha recibido una respuesta formal. Ante los oídos sordos del líder socialista, la Generalitat opta ahora por contemporizar y olvidarse de urgencias, y alega que esperará a que se forme gobierno en Madrid para volver a pedir cita con Sánchez.

En ese contexto, el presidente catalán se aferró a la predisposición mostrada por Puig a retomar el contacto insitucional con el gobierno catalán. El presidente valenciano se reunió con Carles Puigdemont en dos ocasiones la legislatura pasada, pero la relación se truncó tras el convulso octubre catalán de 2017, y todavía no se ha reunido con Torra, que reaccionó ipso facto a la declaración de intenciones de Puig ofreciéndose a un encuentro en Barcelona o en Valencia.

Pero al final, la respuesta, siguiendo las pautas marcadas por la Moncloa, ha sido otro portazo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad